MADRID.- Será una imagen inédita en España y dará la vuelta al mundo: la del español Mariano Rajoy, presidente del Gobierno de uno de los principales países de la Unión Europea (UE), declarando en calidad de testigo en el juicio del "caso Gürtel", un escándalo de corrupción que lastra a su Partido Popular (PP).

La cita tendrá lugar, entre fuertes medidas de seguridad y bajo una gran expectación mediática, el miércoles a las 9.30 horas (local) en la sede de la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares, en Madrid. Hay más de un centenar de periodistas acreditados.

"Cualquier español sabe que tiene que colaborar con la Justicia y colaborar en calidad de testigo es una obligación de todos los españoles a la que debemos acceder con la mejor disposición. Con esa mejor disposición es con la que irá (Rajoy)", dijo hoy la "número dos" del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

Según desveló la prensa española, el mandatario prepara estos días su comparecencia con sus abogados y asesores para dar apariencia de cierta normalidad y, al mismo tiempo, no dejar ningún cabo suelto.

El "caso Gürtel" ha sido uno de sus grandes quebraderos de cabeza desde su llegada al Gobierno, en diciembre de 2011. En varias ocasiones, ha llegado a admitir que la corrupción es lo que más daño ha hecho a su partido, más incluso que su polémica gestión de la crisis ecónomica que golpeó España desde 2008.

El tribunal que juzga el caso trata de esclarecer si Rajoy, quien en el momento de los hechos que se investigan era secretario general del PP, era consciente de la presunta financiación ilegal de su partido y de los supuestos sobornos.

La "trama Gürtel" -que toma su nombre del apellido en alemán del principal acusado, Francisco Correa- gira en torno a supuestas irregularidades cometidas entre 1999 y 2005 por una red empresarial que presuntamente recibió a cambio de dinero contratos a dedo de administraciones gobernadas por la formación de Rajoy.

El macrojuicio, que arrancó en octubre, sienta a 37 personas en el banquillo. Uno de los principales acusados es Luis Bárcenas, ex tesorero del PP que denunció una financiación ilegal en la formación conservadora durante 20 años y acusó a algunos de sus dirigentes, entre ellos a Rajoy, de haber recibido dinero en negro.

El propio Francisco Correa, supuesto cabecilla de la trama, admitió en su declaración ante el tribunal haber entregado a Bárcenas comisiones procedentes de adjudicaciones de obras públicas.

La acusación popular personada en el caso, ejercida por la Asociación de Abogados Demócratas por Europa (Adade), solicitó la declaración de Rajoy para que el mandatario informe sobre la posible existencia de una supuesta "caja B" en el PP y sobre la financiación de campañas electorales que se investigan en la causa.

La Audiencia Nacional, tribunal competentente para investigar casos de corrupción, admitió en abril su testificación en contra de la postura de la Fiscalía, la abogacía del Estado y el propio PP, que se sienta en el banquillo como responsable civil y partícipe a título lucrativo por haberse beneficiado de dinero supuestamente recibido de la "trama Gürtel" para campañas electorales locales.

La formación intentó que la declaración fuera por videoconferencia, pero el tribunal reclamó la presencia física de Rajoy.

Aunque fue citado en condición de "ciudadano español" y no como jefe del Gobierno, se preservará su "imagen institucional". En ese sentido, la puesta en escena tendrá algunos cambios respecto a la habitual ya que Rajoy no se sentará frente al tribunal sino que lo hará en una posición diferente para evitar ser fotografiado con los principales acusados de "Gürtel" a su espalda, según la prensa.

Rajoy no es el primer miembro de la cúpula del PP que declara como testigo ante el tribunal que juzga el caso. Desde junio lo hicieron ex ministros como Javier Arenas, Rodrigo Rato, Ángel Acebes o Jaime Mayor Oreja. Tras su intervención, este miércoles, tendrá lugar la del presidente del Senado español, Pío García-Escudero.

Todos ellos aseguraron que la financiación del partido se llevaba desde la gerencia del partido y apuntaron al ex tesorero Álvaro Lapuerta, hoy incapacitado para declarar por sufrir "demencia".

Rajoy será el primer jefe del Gobierno español en activo que testifica ante un tribunal. El centrista Adolfo Suárez y el socialista Felipe González lo hicieron en 1995 y 1998, respectivamente, pero ambos estaban ya fuera de la Moncloa.

Bloc de notas

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuál será la principal consecuencia luego de los resultados de las elecciones en Venezuela, señaladas de fraude?

El régimen de Maduro quedará más deslegitimado
Se afianzará el régimen de Maduro y se debilitará la oposición
ver resultados

Las Más Leídas