Agradeciendo a nuestros veteranos
La Ley de Asistencia Educativa a los Veteranos de Harry W. Colmery otorgaría a nuestros veteranos más oportunidades para alcanzar educación superior

Me siento muy afortunada de disfrutar las libertades que nuestro gran país nos ofrece. Debemos valorar los principios de nuestra democracia, ya que todos los días miles de hombres y mujeres uniformados luchan por proteger estos valores en el mundo. Es fundamental recordar a aquellos que han sacrificado mucho prestando servicio a nuestro nación, y haremos todo lo posible para ayudar a todos los que han servido en nuestras fuerzas armadas. Ellos han servido con orgullo y dedicación a nuestro país en el extranjero, y les debemos inmensa gratitud.

Mi esposo, Dexter, se ofreció como voluntario para prestar servicio en Vietnam y resultó gravemente herido en combate. Mi hijastro, Douglas, y su esposa, Lindsay, ambos sirvieron a nuestra nación como aviadores en Irak y Lindsay sirvió en Afganistán. Estoy inmensamente orgullosa de nuestros veteranos y todo lo que han logrado para nuestro país. Los hombres y mujeres que dedican su vida a servirle a nuestra nación deben ser una de nuestras principales prioridades y debemos asegurar que sus necesidades sean compensadas.

Recientemente, el Congreso votó por varios proyectos de ley que harán precisamente eso. La educación es la clave para facilitar el éxito de nuestros veteranos después de completar su servicio. La Ley de Asistencia Educativa a los Veteranos de Harry W. Colmery otorgaría a nuestros veteranos más oportunidades para alcanzar educación superior. Este proyecto de ley mejoraría y extendería los beneficios del GI Bill otorgando a los veteranos, sus cónyuges sobrevivientes y sus dependientes eliminando el plazo de 15 años para usar el GI Bill para la asistencia de matrícula y permitiendo a los futuros beneficiarios elegibles usar estos beneficios en cualquier momento de sus vidas. Por otra parte, si se convierte en ley, el proyecto proporcionaría fondos del GI Bill para los reservistas, guardias, dependientes, cónyuges sobrevivientes, y los que han recibido el Corazón Purpura del 9/11. Finalmente, la ley restablece la elegibilidad para los miembros del servicio cuyos estudios terminaron a mediados de un semestre y crea un programa piloto que ayudaría a los veteranos a tomar ciertos cursos de tecnología de alto nivel.

Además, aprobamos tres proyectos de ley destinados a limitar la corrupción, aumentar la eficacia y racionalizar los contratos en él Departamento de Veteranos (VA por sus siglas en ingles). Conforme a este proyecto de ley, él VA utilizará mejores indicadores para determinar los ahorros del Departamento y establecer los documentos claves de contratación. Estos proyectos de ley darán más contratos a las empresas de propiedad de los veteranos, reducirán la corrupción en los contratos existentes, y cerraran los permisos del VA de conceder contratos a las grandes empresas en lugar de las empresas de los veteranos.

Respeto grandemente a nuestros militares y creo que nuestros veteranos merecen el mejor de los cuidados. Como miembro del Congreso, siento que es mi deber asegurar que nuestros veteranos estén bien atendidos y debemos dar prioridad a la reforma del VA para ayudar a mejor las vidas de nuestros veteranos. Ellos han hecho mucho por nosotros, y es justo que hagamos lo mismo por ellos. Estos proyectos de ley ayudarán lograrlo, y estoy orgullosa de haber votado a favor de ellos.

Me siento honrada de representar esta diversa comunidad en el Congreso. Mi oficina está siempre dispuesta a ayudar con cualquier tema relacionado con el Gobierno federal. Si usted necesita apoyo, por favor no dude en visitar mi oficina en Miami, localizada en 4960 SW 72 Ave, Suite 208, o llamar por teléfono al 305 6682285 o consultar el sitio web Ros-Lehtinen.House.Gov