Por lo general no es buena idea ser descortés o gritar algunas obscenidades a los agentes de policía. Asimismo, esto tampoco puede ser considerado un delito y tampoco puede usted ser arrestado por ello. La Policía no puede detenerlo sólo porque usted se comporte de manera descortés con ellos a menos que usted esté amenazando al oficial de policía o si usted utiliza "palabras de pelea" para de alguna manera incitar una respuesta violenta de parte del oficial.

Usted tiene el derecho a ser descortés amparado en la primera enmienda de la Constitución

La Corte Suprema ha declarado que la Primera Enmienda de la Constitución de los EEUU protege los derechos de los ciudadanos a expresarse libremente hacia los oficiales de policía, incluyendo el habla descortés, ofensivo, profano, o abusivo. "La libertad de las personas para verbalmente oponerse o cuestionar la acción policial, sin correr el riesgo de ser arrestado, es una de las principales características por las que se puede distinguir una nación libre de un estado policial", declaró la Corte. (Ciudad de Houston v. Hill, 482 de EEUU 451, 462 (1987).

Este derecho constitucional que le permite ser descortés ha obligado a los tribunales de la Florida y a otros alrededor todo el país a retirar cargos penales o a modificar condenas basadas en la ofensa sufrida por un oficial por algo que un individuo les haya dicho.

Un ejemplo de tales casos fue una decisión tomada por la Corte Suprema del estado de Washington en el mes de junio 2015. En ese caso, un adolescente fue detenido y condenado en última instancia por obstrucción a la justicia después de que él le profirió unos gritos a un oficial de policía que estaba tratando de arrestarlo y que también parecía estar actuando, de forma abusiva, con su hermana. El oficial le ordenó al adolescente que dejara de observar su conducta, pero el adolescente se negó y continuó gritando al oficial (inclusive llamándolo un "hijo de..."). Es importante destacar que el adolescente no interfirió físicamente ni se interpuso mientras el oficial desempeñaba sus funciones.

Cuando este caso llegó a La Corte, esta revocó la condena, señalando que:

"Los valores fundamentales de la Primera Enmienda han ocupado un lugar importante en la conformación de nuestra democracia. Los casos han sido constantes y se ha sostenido con fuerza que las personas no pueden ser consideradas responsables en el ejercicio de su derecho a expresarse. Mientras que las palabras [del demandado] pueden considerarse una falta de respeto, descorteses, y molestas, no obstante estas gozan de protección constitucional.”

State v. E.J.J., No. 88694-6 (Wash. Jun 25, 2015)

La Primera Enmienda no da protección a las expresiones provocativas

Su derecho a ser descortés con un oficial de policía se ve limitado al usted utilizar expresiones provocativas que inciten a la violencia. Estas frases no están protegidas por la Primera Enmienda, incluso La Corte Suprema de los EE.UU. ha definido estas expresiones como "palabras de pelea" aquellas frases "que por su propia expresión infligen daños o tienden a crear una brecha inmediata con la paz", y son palabras "susceptibles a causar un conflicto con el receptor de estas." Chaplinsky v. New Hampshire, 315 U.S. 568, 572 (1942).

Desde luego, no existe un diccionario de "palabras de pelea", por lo que es difícil determinar con antelación si algo que usted diga pueda ser considerado como una "palabra de pelea". Pero las palabras o expresiones que son meros insultos o que podrían enojar de alguna manera al oficial no son consideradas "palabras de pelea". Por ejemplo, múltiples Cortes han decidido que llamar a un oficial "ca...", no es usar una "palabra de pelea".

La Primera Enmienda protege también la comunicación "no verbal". Los tribunales han sostenido que "mostrar el dedo del medio" a los agentes de policía es una expresión protegida que no puede ser causante de un arresto por conducta desordenada, quebrantamiento de la paz o delitos similares.

Usted no debe ser arrestado por falta de educación. Eso no significa que no podrá ser arrestado.

Por desgracia, la Policía a menudo hará detenciones y presentará cargos sin contar con una base legal para hacerlo. Cuando eso sucede, como en el caso del estado de Washington, la reivindicación de los derechos consagrados en la Primera Enmienda por lo general es lograda sólo después de haber experimentado el calvario de una detención y persecución ilegal. Recuerde, sólo porque usted no debe ser arrestado por escribir sus palabras y opiniones "irrespetuosas, descorteses, y molestas" hacia un oficial no quiere decir que no va a serlo. La realidad es que podría ser arrestado - aunque sea por error - simplemente por haber, de alguna manera, lastimado el ego de un oficial de policía.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuál será la principal consecuencia luego de los resultados de las elecciones en Venezuela, señaladas de fraude?

El régimen de Maduro quedará más deslegitimado
Se afianzará el régimen de Maduro y se debilitará la oposición
ver resultados

Las Más Leídas