No es secreto que todas las comunidades a lo largo de los EEUU están experimentando un incremento en el abuso de drogas tipo opioides y muertes relacionadas con el consumo de ellas.

Muchas personas se convierten en adictos a los opioides después de ser recetados pastillas, para aliviar el dolor bajo la supervisión de un médico. Al no poder obtener las recetas cuando termina su tratamiento, han buscado la heroína para apaciguar su adicción.

La mayoría de los adictos de opioides que vemos en nuestras cortes, dedicadas a casos de abuso de drogas, son entre los 18 a 30 años y muchos son profesionales. Algunos tienen niños y familias que desesperadamente buscan ayuda para sus seres queridos.

Los traficantes, siempre buscando cómo lucrarse, están diluyendo la heroína con fentanyl y carfentanil que son opioides sintéticos baratos que se pueden comprar sobre el internet desde la China.

En el condado Miami Dade hemos visto un aumento dramático. El reporte anual de 2015 del FDLE muestra que en los primeros seis meses de ese año el número de muertes, a causa del uso de heroína, aumentó 100% y que las muertes por consumo de fentanyl subieron 310%.

Hemos tenido más muertes por ingerir opioides que las registradas por choques automovilísticos u homicidios.

Todo el mundo sabe que la heroína es una droga ilegal y extremadamente adictiva que proviene de la amapola de opio. El fentanyl es un opioide sintético que es muy potente y fue introducido en los años 1960 como una anestésico intravenoso.

Se estima que el fentanyl es de 50 a 80 veces más potente que la heroína y sólo una cantidad equivalente a 3 granos de azúcar puede ser letal para un adulto de tamaño promedio.

El carfentanil es otro opioide sintético primero sintetizado en 1974 para uso como anestésico para animales como los elefantes. Esta droga puede ser 10.000 veces más potente que la morfina.

Los opioides son drogas que funcionan sobre el sistema nervioso. El fentanyl y el carfentanil tienen un efecto e impacto inmediato y una duración corta.

Recientemente uno de mis fiscales hizo un recorrido, con dos médicos forenses y un policía de la ciudad de Miami, por uno de los barrios donde más se venden estos opioides. En solo dos horas presenciaron dos muertes y cuatro sobredosis de opioides. Todo esto ocurrió a sólo cuadras de la fiscalía y la corte criminal.

Esta epidemia está impactando a nuestros servicios de primeros auxilios, policías y hospitales.

La fiscalía está tomando varias iniciativas para poder combatir este problema. Primeramente formamos parte del Miami Dade Opioide Task Force en el cual estamos trabajando con las otras agencias gubernamentales, organizaciones comunitarias y expertos de salud. Nuestra intención es desarrollar un plan de acción efectivo que se dirige a reducir la adicción de opioides y prevenir las muertes por sobredosis.

Es importante educar al público y ayudar a las personas adictas pero también tenemos que sacar a los traficantes de la calle y ponerlos en la cárcel.

Por eso es nuestra otra iniciativa es de manera legislativa. Al investigar todas las muertes por sobredosis con la policía, estamos averiguando quien ha vendido la droga y es causante de la muerte. Así podemos armar los casos criminales en contra de los traficantes.

Estamos examinando las leyes que existen y determinando que se debe de cambiar o añadir para cubrir cualquier lapso en el código penal. Y estamos proveyéndoles esta información a nuestros legisladores.

Unidos y enfocados ganaremos la batalla en contra de los opioides.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuál será la principal consecuencia luego de los resultados de las elecciones en Venezuela, señaladas de fraude?

El régimen de Maduro quedará más deslegitimado
Se afianzará el régimen de Maduro y se debilitará la oposición
ver resultados

Las Más Leídas