La guerra contra las drogas lleva décadas luchándose en nuestras calles y sistema judicial. La batalla ha sido constante pero la droga como tal, en el centro de estos esfuerzos, ha cambiado: marihuana, qualudes, heroína, cocaína, crack, metanfetaminas, flakka y ahora el fentanyl.

Lo que estamos viendo en nuestras calles es una especie epidemia que resulta en cuerpos sin vida que parecen estar esparcidos por toda la ciudad. Hace unos días, uno de mis fiscales salió con policías de narcóticos que le iban explicando el problema que enfrentan con personas con sobredosis de fentanyl. En solo dos horas se encontraron con dos cadáveres de personas que murieron por sobredosis y con cuatro personas con sobredosis, que gracias a Dios los paramédicos pudieron revivir.

Esto toma una cantidad exorbitante de recursos para cada llamada que se recibe sobre estos casos, incluyendo la ambulancia, agentes de policía, paramédicos.

Las escenas son emocionalmente difíciles para los que ejecutan los primeros auxilios. Y muchas veces no tienen suficientes personas para sujetar a la victima de sobredosis cuando resiste la ayuda. También existe el riesgo por parte de las agujas hipodérmicas que están alrededor y muchas veces no se ven.

Se estima que cada 30 minutos en la Florida una persona sufre de una sobredosis de heroína o de un opiato sintético. Estoy segura que muchos de ustedes han visto los videos y fotos en las redes sociales de adultos totalmente inconscientes tras usar estos narcóticos.

Es tanto el impacto a nuestra comunidad que hemos unido los esfuerzos de la Fiscalía, las agencias de policías del condado Miami-Dade, los departamentos de bomberos y los expertos en adición y medicina del condado para combatir esta plaga.

Estamos explorando métodos que han sido efectivos en otras jurisdicciones, con las que podremos ofrecer un camino claro a los adictos a estas drogas para ponerlos en un ambiente terapéutico rápidamente y comenzar el proceso para sanarlos de la adicción y salvarle las vidas. Y esto sería igual para aquellas personas que llegan a nosotros a través de contacto con la policía en la calle.

Estamos trabajando a ver si podemos interponer casos viables de homicidio en contra de esas personas que están vendiendo este veneno, el cual está matando a personas a diario.

El mensaje para los que trafican en la heroína y el fentanyl es muy claro: cuando las personas mueren, ustedes tendrán que rendir cuentas por sus acciones.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuál será la principal consecuencia luego de los resultados de las elecciones en Venezuela, señaladas de fraude?

El régimen de Maduro quedará más deslegitimado
Se afianzará el régimen de Maduro y se debilitará la oposición
ver resultados

Las Más Leídas