Como fiscal estatal para el condado Miami-Dade, tengo el gran honor y la responsabilidad de aplicar la ley con el propósito de proteger a quienes son víctimas de actos criminales y encausar a aquellos que comenten los crímenes. En esto está basado nuestro sistema criminal.

No solo protegemos a ciudadanos o residentes sino a todas las personas que están de una manera permanente o transitoria en nuestro condado.

Somos un país de leyes que protege los derechos del individuo hasta que estos violan los derechos de otro. Cada uno puede tener sus creencias propias y expresarlas pero nadie tiene el derecho de hostigar o agredir a otra persona.

Yo quiero reafirmar el compromiso de enjuiciar con vigor esos crimines cometidos que son motivados por prejuicios, discriminación y odio.

Cuento con siete fiscales que forman parte del equipo de Crímenes de Odio. Ellos están especializados en detectar y encausar este tipo de caso. Además, ellos sirven como expertos de materia, no solo para los otros fiscales, sino para las agencias de orden pública y la comunidad.

Cuando los abogados comienzan a trabajar en la Fiscalía, reciben un entrenamiento inicial de seis semanas. Uno de los temas en que se enfocan es en cómo detectar y clasificar los crímenes de odio y prejuicio.

También ofrecemos educación continua a los fiscales para repasar la información y cuando hay cambios a la ley. Además de ofrecer entrenamientos a los policías, ofrecemos estos mismos a la comunidad en general.

No existe “per se” un crimen que se llame Crimen de Odio. Si no existe un estatuto estatal que hace los crímenes motivados por prejuicio como un agravante, o sea un factor, que aumenta el castigo.

Primero se necesita comprobar que se cometió un delito y para añadir el agravante tenemos que probar que la razón detrás de ese delito fue motivada por la raza, color, género, etnicidad, religión, origen nacional, orientación sexual, discapacidad mental o física, estatus de indigente o edad avanzada.

No podemos tolerar los crímenes de odio y discriminación porque va destruyendo los principios fundamentales de nuestra sociedad. No solamente causan daños físicos y emocionales pero atentan contra la seguridad y bienestar de todos.

La ley del Estado de la Florida permite encausar y llevar a juicio a personas que cometen un delito en contra de cualquier persona en nuestro condado, sea o no ciudadano de los Estados Unidos.

Todos los estados de este país han creado estatutos contra los crímenes de odio con el fin de brindarle protección especial a los grupos que se ven afectados por violencia basada en prejuicios.

Le exhortamos a cualquiera que haya sido víctima de un crimen de odio que contacte a la fiscalía, sin importar su estatus legal en este país. Si es una emergencia por favor llame al 911 para ayuda inmediata. Tenemos los recursos para protegerlos y estamos aquí para hacerlo.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que luego del exhorto de El Vaticano y del retiro de la oposición de la mesa de diálogo, el Gobierno venezolano cumplirá con los acuerdos?

Las Más Leídas