Estados Unidos es un país lleno de oportunidades, un lugar donde todos podemos crear una mejor vida si estamos dispuestos a trabajar fuertemente. Desde su fundación, nuestro país y sus ciudadanos han sido motivados por la fiel creencia de que sin importar de dónde vengamos, todos tendremos la oportunidad de mejorar nuestras vidas y crear un mejor futuro para nuestros hijos. Desafortunadamente, esta realidad se ha desvanecido para millones de personas en nuestra nación.

Decenas de costosos y onerosos programas federales para luchar contra la pobreza han tenido resultados desalentadores: más de 46 millones de personas, incluyendo un 24% de los niños en la Florida, viven bajo el índice de pobreza. Es hora de encontrar soluciones innovadoras que hagan una diferencia permanente y positiva para las familias de nuestra comunidad que hoy se encuentran atrapadas en este desesperante ciclo de necesidad.

Como su representante en el Congreso, seguiré trabajando con mis colegas para encontrar soluciones que ayuden a todos los americanos a realizar su potencial y permitirle a los más necesitados salir de la pobreza. Creo que si trabajamos con educadores para mejorar nuestras escuelas, si adaptamos programas federales para satisfacer las necesidades específicas de nuestras comunidades, si creamos más empleos, y si ayudamos a más familias a planear y ahorrar para el futuro, podremos crear un mejor futuro donde nuestras familias no tendrán que vivir en la pobreza.

Habiendo sido maestra en la Florida, creo que invertir en la educación es la mejor manera de fomentar cambios positivos y permanentes en nuestra comunidad. Por experiencia propia, sé que un educador motivado y apasionado puede cambiar la vida de sus estudiantes y colocarlos en un camino exitoso. Creo que los maestros y padres deben tener más control en las aulas y sobre la educación de sus hijos. Debemos personalizar los programas para incentivar a nuestros hijos para que se gradúen, promover y expandir el entrenamiento laboral en nuestras aulas, mejorar la nutrición infantil en nuestras escuelas, y otras iniciativas que nos permitan satisfacer las necesidades de nuestros estudiantes. También debemos mejorar iniciativas de educación para el desarrollo infantil y darle a los maestros en nuestra comunidad la flexibilidad para implementar sus propias ideas y programas. Finalmente, debemos asegurarnos que los padres tengan toda la información pertinente sobre las diferentes opciones que tienen para la educación de sus hijos.

Trabajos satisfactorios y con buenos salarios son una de las soluciones para sacar a los estadounidenses de la pobreza. Es necesario frenar la expansión de la burocracia gubernamental para fortalecer la capacidad para el crecimiento y competitividad de los pequeños negocios de nuestra comunidad. Hoy en día, el interminable papeleo burocrático al que se enfrentan las pequeñas empresas, les impide innovar y expandir sus operaciones, eliminando posibles trabajos estables en nuestra comunidad. Eliminando muchas de estas regulaciones innecesarias les permitirá a nuestros pequeños negocios florecer, crear nuevos empleos, y traer más oportunidades para nuestras familias.

Más allá de empleos seguros y buena educación, también debemos ayudar a familias del sur de la Florida a planear y ahorrar para el futuro. El acceso a un plan de retiro 401(k) debe ser expandido para que los dueños de pequeñas empresas puedan proveer beneficios de retiro a sus empleados. Debemos controlar las regulaciones financieras que hoy le impiden a más de 10 millones de hogares americanos a tener acceso a cuentas de banco. En lugar de controlar su acceso, debiéramos trabajar para incrementar el rango de opciones financieras para que los padres puedan planear el futuro financiero de sus familias. Finalmente, debemos trabajar con profesionales financieros y centros educativos para asegurarnos que todos tengan acceso a buena asesoría financiera.

El sur de la Florida es un ejemplo de como una comunidad puede convertirse en un eje económico y cultural cuando cada individuo tiene la oportunidad de seguir sus sueños. En realidad creo que si mejoramos nuestro sistema de educación, eliminamos las barreras para crear mejores trabajos, y ayudamos a más familias a planear y ahorrar para el futuro, podríamos sacar a millones de personas de la pobreza. Seguiré trabajando arduamente para crear un futuro donde nuestros hijos y nietos tengan la oportunidad de realizar su potencial.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuál será la principal consecuencia luego de los resultados de las elecciones en Venezuela, señaladas de fraude?

El régimen de Maduro quedará más deslegitimado
Se afianzará el régimen de Maduro y se debilitará la oposición
ver resultados

Las Más Leídas