Usted debe saber que la Constitución, la Declaración de los Derechos y otras enmiendas le garantizan derechos importantes que pueden entrar en juego cuando es detenido, interrogado o incluso arrestado por un oficial de policía.

A menos que usted conozca sus derechos y cómo usarlos, puede que involuntariamente se haga ver como culpable ante una condena penal que podría llevarle a la cárcel.

No importa lo que usted le diga a un oficial de policía, es probable que no pueda convencerlo de que no ha hecho nada malo o de que no debe ser arrestado. Usted tiene el derecho constitucional de no hablar con un oficial de policía, sin importar cuál sea el caso. Su silencio le beneficiará a largo plazo a diferencia de que si usted tratase de hablar con el oficial de policía para evitar ser arrestado.

El silencio le facilitará a su abogado de defensa criminal su defensa y así usted no revelará accidentalmente información que la policía pueda que no sepa. Usted no se incriminaría confesando la comisión de una ofensa criminal.

Si usted decide hablar, la policía puede tergiversar cualquier cosa que diga y convertirla en una admisión de culpabilidad o evidencia sobre su conducta indebida. Si tienen la oportunidad, usarán cada palabra que salga de su boca en contra suya. Tus palabras no harán más que ayudarle a ser condenado por un crimen.

Incluso, usted no debe hablar con la policía si es culpable de la comisión de un delito. Por el contrario, espere y consulte con un abogado en defensa criminal para determinar con qué opciones usted cuenta. Si bien usted se encuentre en disposición de confesar su culpabilidad y cooperar, el hacer esto no garantiza ninguna indulgencia por parte del estado o del juez sentenciador. Esto perjudica la capacidad que puedan tener sus abogados en un futuro para negociar a cambio de cooperación, esto en caso de que usted hable con la policía al ser arrestado.

Los agentes de policía y del gobierno no están autorizados a garantizar una condena o acusación en particular a cambio de su cooperación. Esto sólo lo puede hacer el fiscal. Su abogado puede negociar reducciones de cargos o sugerencias de sentencia para usted por escrito y puede evitar que la información que usted proporcione sea utilizada en su contra, esto a través de un contrato escrito a cambio de su posterior cooperación. Estas opciones pueden no estar disponibles para usted más adelante si usted habla de antemano cuando es interrogado, investigado o arrestado por la policía o agentes del gobierno.

Es fundamental que usted hable con un abogado con experiencia en defensa criminal antes de decir una palabra y definitivamente antes de confesar un crimen o declararse culpable. Usted tiene ese derecho constitucional y las autoridades lo respetarán si usted lo invoca.

De la misma manera, si un oficial de policía le solicita registrarlo a usted, su vehículo o su casa sin una orden firmada por un juez, la Cuarta Enmienda de la Constitución le da el derecho a rechazar tal registro. Si usted consiente que se realice el registro, entonces el oficial de policía puede usar cualquier cosa que él o ella encuentre en su contra para condenarlo por un delito. Su consentimiento hace que la búsqueda sea perfectamente legal.

En la gran mayoría de las ocasiones, usted tiene derecho a exigir que el oficial de policía obtenga una orden de registro firmada por un juez antes de que él o ella pueda registrarle a usted, su vehículo o su casa.

Si usted no consiente y ellos de todas maneras efectúan el registro sin una orden judicial, su abogado puede pedirle al juez que deseche las pruebas ilegalmente incautadas. Esto puede conducir hacia la desestimación de su caso.

Albert M. Quirantes ha representado ante tribunales estatales y federales a una gran cantidad de personas que han sido arrestadas en el estado de Florida por diversos delitos penales. Estamos aquí para salvaguardar sus derechos y asegurarnos de que la policía siga todos los procedimientos apropiados con respecto a su caso penal o de tráfico.

En Ticket Law Center, P. A., queremos ayudarle a que deje atrás ese arresto y continúe con su vida. Contáctenos hoy mismo llamando al 305-644-1800 o gratis al 1-800-333-LEGAL y programe una cita para que pueda obtener el asesoramiento que necesita.

CRIMINALDEFENDANT.com

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuáles creen que deben ser las prioridades para el nuevo alcalde de la ciudad de Miami?

Transporte
Seguridad
Vivienda asequible
Infraestructura para enfrentar inundaciones
Control de la construcción
ver resultados

Las Más Leídas