¿Por qué no darle una oportunidad al presidente electo Donald Trump? La pregunta fue formulada por el exsecretario de Estado adjunto para el Hemisferio Occidental de Estados Unidos, el cubanoamericano Otto Reich, en una reunión de empresarios de Latinoamérica aglutinados en el CEAL, quizá el mejor de los escenarios en razón de la incertidumbre que reina en el continente a raíz de la próxima llegada del magnate a la Casa Blanca.

Pero también pidió darle el beneficio de la duda al empresario neoyorquino, que asume las riendas del país el próximo 20 de enero en medio de protestas que han protagonizado un sinnúmero de personas, principalmente estudiantes, en las más importantes ciudades de los Estados Unidos. Otro “pero” es que algunos de los manifestantes se han ido al extremo de la violencia, conducta que es realmente cuestionable.

El llamado de Reich llega en un momento oportuno. Quiérase o no Trump es el presidente ungido por los estadounidenses el pasado 8 de noviembre y nada va a cambiar en el escenario nacional alzando las banderas de la discordia y lanzando arengas que no tendrán eco en ninguna parte, algo así como voces sordas que se pierden en un desierto.

Pedir una oportunidad para Trump, además de sensato parece una posición racional. Si al empresario le va bien en la dirección del país, a todos nos irá proporcionalmente a los resultados que logre el nuevo mandatario. Que sea republicano, que piense distinto a muchos, que nos produzcan temor sus anuncios de campaña, no le quitará una coma a la historia que comenzó a escribirse en el país hasta el día que nos toque calificar su gestión y le pongamos punto final.

Es hora de deponer los ánimos de revancha tratando de lograr lo que no se pudo en las urnas. Nada de lo que hagamos va a cambiar el rumbo de esta nación que suele darle la bendición al presidente elegido por vía democrática. Irse a las calles como forma de presión puede lograr titulares en la prensa, pero ningún efecto mayor en el espectro de la institucionalidad de un país de principios sólidos.

Es momento de darle una oportunidad a Trump. Si nos toca arrepentirnos, eso lo veremos más tarde.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que con la muerte de Fidel Castro, Cuba se abrirá hacia la democracia?

Las Más Leídas