@RicardoEMontes

Una pequeña pelota de plástico es la que generalmente se encarga de definir el destino de una franquicia de la NBA y por la que muchos apuestan cuando no hay más opciones.

Así es la lotería del draft de la NBA, en la que el equipo con más derrotas en la temporada anterior cuenta con la máxima cantidad de esas pequeñas pelotas que aumentarán las posibilidades de obtener la primera selección, sin embargo tener el peor record no lo garantiza del todo; los 14 peores conjuntos tienen alguna posibilidad de obtenerla. Los Cavaliers del 2014 terminaron con el noveno peor registro, pero se valió de su 1,7% de posibilidades y consiguieron el ansiado primer puesto.

Todos los aficionados del Heat de Miami deben estar conscientes de este escenario cuando apoyen al conjunto que hoy en día se encuentra entre los más calientes de toda la liga, luego de un período en el que vencieron a los Rockets de Houston y Warriors de Golden State, dos de los mejores en la NBA.

¿Pero realmente estas victorias tienen algún valor?

Entiendo que como fanático es natural aupar a tu equipo para que consiga victorias, pero la realidad es que en este punto cuando un escenario de postemporada luce prácticamente imposible, ligar por obtener la mayor cantidad de bolitas en este próximo draft luce como la vía más corta para volver a la cúspide.

Cuando comenzó esta campaña, la misión consistía en ver el desarrollo del núcleo de jugadores jóvenes en el que tanto confía Pat Riley, conformado por Justise Winslow, Josh Richardson y Tyler Johnson. Pero cuando esta racha llega de la mano de jugadores que probablemente estén un corto plazo en equipo, Dion Waiters, James Jhonson y Wayne Elington, con las jóvenes promesas lesionadas luce más difícil apreciar estos triunfos.

Si en unos tres o cuatro años, vemos como el nuevo LeBron James, Anthony Davis, Kevin Durant o Kyrie Irving luce la camiseta de los Lakers, Phoenix o Dallas, simplemente porque el Heat no pudo conseguir esa escogencia en el draft por un par de canastas ganadoras de Waiters, sería una sensación que ningún aficionado de Miami desearía experimentar.

Incluso tener una de las primeras escogencias en el draft no garantiza nada, si no pregúntenle a Michael Beasley, Anthony Bennett, Greg Oden o a Darko Milicic, sin embargo es una realidad que la mayoría de los mejores jugadores de la historia han sido escogidos en esos puestos. Como todo, conlleva un riesgo.

Si algo hay que resaltar es que el Heat de este año no es tan malo como lo indica el record que acumula, que a pesar de la seguidilla de triunfos sigue estando entre los peores de toda la liga. Las lesiones han jugado un papel fundamental, dejando a Erik Spoelstra sin las piezas necesarias para intentar conseguir un cupo a la postemporada. Pero tenemos la opción de ver el vaso medio lleno o vacío.

Si esa teoría es cierta, entonces el Heat está en una mejor posición que sus rivales de cara al draft, por lo que una buena selección, junto a un mejor estado físico de la plantilla para los años entrantes, significaría que el poder volver a ser un equipo competidor estaría más cerca de lo imaginado.

Confiar en el juego de la lotería es ingresar a una zona de alto riesgo, no todos los equipos que participan salen victoriosos; incluso puede que ninguno lo haga. Se necesita de una gerencia con conocimiento y visión del baloncesto para lograr escoger al deportista correcto. Los Sixers se han valido de esa suerte en los últimos años y han ido de mal en peor. Aunque no veo descabellado pensar que la franquicia de Miami está muy por delante que ellos.

Pero hay que dejar claro algo; la lotería por el draft es simplemente eso; una lotería, lo que hay que apuntar es a tener la mayor cantidad de tickets (pelotas) para ganarla.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuál será la principal consecuencia luego de los resultados de las elecciones en Venezuela, señaladas de fraude?

El régimen de Maduro quedará más deslegitimado
Se afianzará el régimen de Maduro y se debilitará la oposición
ver resultados

Las Más Leídas