Fue a finales del año pasado que consulto The New York Times, como suelo hacerlo cada día, y me encuentro una de esas historias que me iluminan la vida. Un grupo de estudiantes beneficiarios del programa DACA (Acción Diferida para Llegadas en la Infancia, por sus siglas en inglés) referían, de modo simple, como habían podido avanzar con sus proyectos de futuro al ver levantar onerosos obstáculos que los hacían sufrir injustamente.

Antes de comenzar a estudiar con nosotros en Miami Dade College, de donde luego se graduó con honores, Ximena Bouroncle debió esperar cinco años, después de terminar su enseñanza secundaria, por estar atrapada en la telaraña migratoria de tantos jóvenes traídos como niños por sus padres, sin un estatus legal.

Ximena fue activa participante de los legendarios DREAmers, movimiento que nació en los predios del College en una memorable marcha de estudiantes hacia Washington para encontrar una solución a la singularidad de su situación, de niños que no habían conocido otra educación que no fuera la de nuestras escuelas y luego eran tratados como estudiantes procedentes de otros lugares cuando intentaban continuar sus estudios universitarios y eran gravados con altos precios de matrículas.

El programa DACA, todavía bajo escrutinio, aunque la administración actual ha subrayado que sus favorecidos serán tratados con “compasión y corazón”, les abrió la oportunidad de continuar a miles de estudiantes nominalmente estancados y desde el año 2013, con la creación de la beca TheDream.US, que fuera instituida nacionalmente en emotiva ceremonia celebrada en la emblemática Torre de la Libertad, alumnos como Ximena, han podido demostrar estar dispuestos a continuar labrando su futuro por el camino seguro y radiante de la educación.

“Lo cierto es -le confesó la estudiante al periódico neoyorquino-, que todo lo que queremos es remunerar al país que nos vio crecer y asegurar que nuestras comunidades continúen prosperando”.

Hoy por hoy, Ximena ha recibido el título de Asociada en Psicología con un excelente promedio académico general de 3.52 y, actualmente, ha proseguido sus estudios en la Universidad Internacional de la Florida (FIU).

Recientemente TheDream.US acaba de otorgar 1. 200 becas, con un total de $30 millones, para alumnos como Ximena en toda la nación. Se abren, de tal modo, 1.200 caminos de esperanza, antes hundidos en la incertidumbre. Miami Dade College cuenta con más de 100 de estos becarios.

Desde su creación, hace cuatro años, TheDream.US ha beneficiado a cerca de 3.000 DREAMers, lo cual resulta en una ecuación ganadora para todos los participantes.

A nosotros en el College nos consta que el sueño americano no es una quimera inalcanzable. Somos y no dejaremos de ser, bajo ningún concepto, una suerte de fábrica de “sueños americanos” y estamos comprometidos a darles acceso a ese proyecto de vida a todos lo que estén dispuestos a luchar por el mismo.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario