Como consecuencia de la muerte del dictador cubano Fidel Castro vimos como líderes mundiales salieron a enviar condolencias por su deceso sin pensar en el inmenso dolor que este líder le ha causado a su pueblo. Fue triste ver al Presidente Obama enviar condolencias a su familia como si tratara de un amigo personal, sin duda patético. Pero ya sabemos que muchos en el Partido Demócrata aún creen que la revolución cubana ha sido lo máximo incluidos Bernie Sanders, Jim Kerry y los Clinton desconociendo años de abuso, terror y muerte que deben primar por encima de cualquier ideología. Pero claro, para los demócratas Fidel Castro es casi como un héroe de guerra a quien se le debe rendir honores tal y cual lo hizo el primer ministro de Canadá seguido de otros líderes mundiales. ¡Es realmente patético!

Ver a Sanders justificar que el presidente de un país libre envíe condolencias a la familia de un dictador es realmente absurdo, pero no se puede esperar más de líderes demócratas que aún creen que su mensaje de que todo sea gratis, que el mundo se vuelva socialista y que se debe ser blandos con la aplicación de la ley es lo que la gente realmente quiere. Es claro que ese mensaje socialista y comunista no es lo que la gente quiere. Ese masaje más bien divide a los pueblos y no genera ningún desarrollo social.

Una cosa es que la gente quiera igualdad, mejores empleos y desarrollo social, pero nadie ha dicho que queremos hacer filas para comprar comida como sucede en Venezuela y Cuba, y mucho menos queremos un sistema derrochador que preste servicios gratis sin tener el dinero con que pagarlos. A veces me gustaría enviar a todos estos demócratas-comunistas- a Venezuela y Cuba para que hicieran filas para comprar comida o peor, que tuvieran una urgencia médica a ver si son atendidos correctamente. Sin duda a los Obama, Sanders, Pelosi, Jay Z y otros entusiastas de estos regímenes comunistas me imagino les parecería genial hacer filas y dejar sus vidas oligarcas que tanto disfrutan. Eso sí sería interesante verlo porque ya que les parece tan bueno Fidel Castro, pues genial que fueran coherentes con su discurso y dejaran sus vidas de lujo y exceso para vivir las vidas de los pueblos que los Castro han destruido.

Lamentablemente estos que tanto les duele la muerte de Fidel Castro que son demócratas deberían desde ya decir que no son demócratas y que más bien son unos comunistas camuflados. Ser demócratas no es ser socialistas ni comunistas y sin duda mirando hacia el futuro es claro que el Partido Demócrata deberá entender que nadie quiere vivir en un país comunista ni socialista, y mientras la agenda sea esa; convertir al Partido Demócrata en un grupo de entusiastas y locos socialistas que todo lo quieren gratis, será bien difícil que ganen espacios políticos. Ese discurso comunista no resuena mucho y más en un país en donde hay muchas víctimas de gobiernos totalitarios que precisamente han acabado con países enteros por implementar políticas fiscales irresponsables. Es hora de dejar de pensar en que las cosas sean gratis, y más bien es hora de trabajar para alcanzar nuestros sueños siguiendo los lineamientos del sueño americano. Pero los que aman a Fidel y su ideología nefasta, que se vayan para Cuba y Venezuela, ah, y muy pronto para Colombia con otro comunista como lo es Juan Manuel Santos.

Finalmente muere un dictador indeseable que ha acabado con muchos pueblos, y sí, ha influenciado a los pueblos pero nunca de manera positiva, y, por ende, la necesidad de tener más mano dura con estos gobiernos de izquierda radical que quieren implementar estas ideologías de Fidel Castro en la región. Se deben detener al costo que sea ya que destruyen pueblos enteros en beneficio propio y nunca en beneficio colectivo como tanto lo pregonan. Entonces ojala los demócratas cambien el rumbo de seguir apoyando y solidarizándose con estos gobiernos totalitarios porque no cabe duda que eso no tiene nada de demócrata.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que con la muerte de Fidel Castro, Cuba se abrirá hacia la democracia?

Las Más Leídas