Ahora que el  Negociado Federal de Investigaciones (FBI) a través  de su director James B. Comey, anuncia en el manifiesto que su “investigación se centró en si existe evidencia de información clasificada  y fue almacenada o transmitida en ese sistema personal de forma inadecuada, en violación de una ley federal que convierte en delito la manipulación indebida de la información clasificada, ya sea intencionadamente o de manera negligente, o una segunda ley, lo que es un delito menor para eliminar a sabiendas información clasificada de sistemas apropiados o instalaciones de almacenamiento”.

Desde el grupo de 30.000 correos electrónicos que regresó al Departamento de Estado, 110 de estas 52 cadenas de correo han sido determinados por la agencia, propietaria de contener información clasificada en el momento en que fueron enviados o recibidos. Ocho de esas cadenas contenían información que era de máximo secreto en el momento en que fueron enviados; 36 cadenas contenían información secreta  y ocho contenían información confidencial, que es el nivel más bajo de la clasificación. Separado de ellos, cerca de 2,000 correos electrónicos adicionales eran " arriba- clasificado " para hacerlos confidencial; la información contenida en los que no había sido clasificado en el momento del envío de los correos electrónicos.

Siete cadenas de correo electrónico afectó a las materias que se clasificaron en el nivel superior / Programa de Acceso Especial Secreto,  cuando fueron enviados y recibidos. Estas cadenas involucraban a la honorable Clinton, tanto el envío de correos electrónicos sobre esas cuestiones y el recibo de los correos electrónicos de otros sobre los mismos temas. Hay evidencia para concluir que cualquier persona razonable en la posición de la Secretaria Clinton, o en la posición de los empleados del gobierno con quien mantenía correspondencia sobre estos asuntos, debería haber sabido que un sistema probado de la señora Hillary Clinton siendo la secretaria de Estado no era lugar para la controversial conversación. Además,  esta información era altamente sensible. Por otro lado, también el FBI encontró información que fue correctamente clasificado como secreto por el área de inteligencia de EE.UU., en el momento en que se discutió  el correo electrónico.

El Artículo II, Sección 3 de la Constitución exige que el Presidente " cuidará de que las leyes se apliquen fielmente. " El Presidente debe hacer cumplir todas las Actas del Congreso constitucionalmente válidas, independientemente de vista de su sabiduría o la política de la administración. Sin la aplicación de la ley, no puede haber rendición de cuentas bajo la ley, que es esencial para el funcionamiento de la democracia. Cuando el Presidente no cumple con esta obligación, se burla la constitución y el proceso democrático la cual este mismo documento protege. La Corte Suprema de país así lo ha dicho.  La  negativa del Presidente para hacer cumplir una ley lo hace  inconstitucional por respeto a la propia Constitución y parece amenazar el Estado de Derecho al debilitar el sistema judicial , el fomento de la corrupción , y el debilitamiento de la legitimidad del sistema jurídico.

 James B. Comey nos dice que Hillary Clinton actuó “extremadamente negligente” en su manejo de la información muy sensible, altamente clasificada. ¿Es esta la persona que necesitamos en la presidencia de nuestro país? La respuesta es un claro NO.

El artículo 28 USC § 793(f) nos dice que  de haber sido encomendado o tener posesión legal o el control de cualquier documento, escritura, libro de códigos , el libro de la señal, dibujo, fotografía, negativo fotográfico , proyecto, plan, mapa, modelo , instrumento, aparato , una nota o información, relativa a la defensa nacional, ( 1 ) por negligencia grave permite que el mismo sea retirado de su lugar de custodia o entregada a cualquier persona en violación de su confianza, o que se pierda, sea robado , resumido, o destruido , o (2 ) tener conocimiento de que el mismo ha sido retirado ilegalmente de su propio lugar de custodia o entregada a cualquier persona en violación de su confianza, o se pierde o es robada, abstraído , o destruido , y si no hiciere informe puntual de la pérdida, el robo, la abstracción , o destrucción a sus superiores será multado bajo este título o encarcelado no más de diez años, o ambos .

Finalmente, el encuentro de la Fiscal General -Loreta Lynch- con el esposo de Hillary, el famoso Bill Clinton, en el aeropuerto de Phoenix Arizona, nos mostró y manifestó un total montaje para declarar a la  señora Hillary no acusable. No obstante, según el artículo 793(f)  lo mismo es un asalto a la constitución y un desacato de la obligación del presidente Obama de hacer cumplir todas las actas del Congreso constitucionalmente válidas.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

 

Deja tu comentario