Informe Otálvora: Rusia involucrada en la crisis venezolana
El 24AGO17, el gobierno de EEUU escaló un peldaño en su política de aplicación de sanciones al régimen chavista

El actual vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, hombre de confianza de Rafael Correa de quien también fue su Vicepresidente, está siendo señalado de recibir propinas de la empresa brasileña Odebrecht a cambio de la adjudicación de contratos de obras públicas especialmente en el proyecto de la Refinería del Pacífico. La Corte Nacional de Justicia solicitó al parlamento ecuatoriano la debida autorización para abrir un proceso judicial a Glas. El 23AGO17 en una entrevista radial desde Guayaquil, Glas afirmó que la Embajada de Brasil en Quito había suministrado un listado de empresas brasileñas recomendadas para su contratación por el gobierno de Correa. La revelación de Glas pone sobre la mesa el tema del papel de la diplomacia brasileña durante los gobiernos de Lula da Silva y Dilma Rousseff en los esquemas de asignaciones de obras en terceros países mediante prácticas corruptas.

*****

El 24AGO17, el gobierno de EEUU escaló un peldaño en su política de aplicación de sanciones al régimen chavista. La orden ejecutiva firmada por Donald Trump y que entró en vigencia el 25AGO17 significa la primera sanción de peso que EEUU implementa para impactar directamente en las finanzas del gobierno de Nicolás Maduro. La prohibición a empresas y personas de EEUU de negociar bonos de deuda pública (deuda soberana y de Pdvsa) está orientada a golpear una de las fuentes de recursos líquidos del régimen venezolano. El alcance directo de la medida está por precisarse, dado que Maduro cuenta con respaldo de dos aliados políticos, Rusia y China, que aún podrían darle oxígeno financiero. La decisión del gobierno Trump tiene inmediatos impactos indirectos que ya se habían perfilados en las últimas semanas: el sistema financiero de EEUU y sus conexiones planetarias se está cerrando para el gobierno de Venezuela. Las acciones anunciadas por el Departamento del Tesoro de EEUU el 25AGO17, incluyen licencias para evitar que las medidas se conviertan en la práctica en un bloqueo comercial a Venezuela. Pero, en todo caso, las medidas de la Casa Blanca hacen que los negocios con el gobierno de Venezuela se estén convirtiendo en altamente onerosos y de riesgo.

*****

El 25AGO17, el consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca Herbert McMaster, confirmó lo también expresado por el vicepresidente Mike Pence a sus interlocutores latinoamericanos durante la visita que realizó una semana antes a Colombia, Argentina, Chile y Panamá: EEUU no prevé una acción militar sobre Venezuela “en un futuro próximo”. Según Pence, el uso por parte de Trump de la expresión “opción militar” habría tenido el propósito de dar una magnitud del compromiso del gobierno de EEUU para evitar la instauración de una dictadura en Venezuela. En todo caso, el anuncio bélico de Trump está siendo utilizado por Maduro como argumento para llamar a la defensa de Venezuela. Para los días 26-27AGO17 fueron convocadas las maniobras “Soberanía Bolivariana 2017” basadas en las doctrinas de “guerra popular”, “guerra asimétrica”, “alianza cívico-militar” que impuso Hugo Chávez a las fuerzas militares venezolanas.

Por su parte, Pence se está convirtiendo en el principal vocero y operador del “tema Venezuela” en el interior de la administración Trump. Durante su viaje a Latinoamérica, Pence se refirió en todas sus intervenciones públicas a la situación venezolana y propuso a los gobiernos con los cuales se reunió, la consolidación de una alianza continental para la redemocratización de Venezuela. Pence junto a su esposa Karen, sostuvo el 14AGO17 en la sede local de la iglesia evangélica Calvary Chapel de Cartagena, un encuentro con venezolanos emigrados a Colombia. El 23AGO17, Pence viajó al sur de la Florida para un acto con venezolanos emigrados a EEUU, en el cual estuvo acompañado de los parlamentarios Marco Rubio y Mario Díaz Balart y del gobernador Rick Scott. La administración Trump y el Partido Republicano han tomado en sus manos el “tema Venezuela”.

*****

El Secretario de Estado del Vaticano, Pietro cardenal Parolin, viajó el 21AGO17 a Moscú para realizar una visita oficial en su condición de jefe de la diplomacia del papa Francisco. El 22AGO17, Parolin fue recibido por el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, con quien realizó un repaso de los temas bilaterales y de los asuntos candentes de la política internacional actual. En su conversación, según lo confirmado por ambos, hablaron de Siria, Ucrania, el Medio Oriente, el Africa sudsahariana y de Venezuela. El “tema Venezuela” forma parte del inevitable listado de asuntos de obligatoria inclusión en las agendas de conversación ya no sólo de las cancillerías americanas sino también en las conversaciones de actores globales.

*****

Parolín fue interrogado directamente por un periodista durante la rueda de prensa conjunta en la sede de la cancillería rusa, acerca del papel que Rusia podría cumplir “en la solución de la crisis venezolana”. El alto jerarca vaticano afirmó lo que luego repetiría en una entrevista distribuida por la agencia Aska: Rusia, en razón de sus importantes vínculos con Venezuela “puede favorecer la negociación, que es la única vía que la Santa Sede ve para salir de esa situación”. De esta manera, la diplomacia vaticana confirmó la percepción general sobre la influencia que Rusia ejerce sobre el régimen chavista, lo que convierte a Vladimir Putin en un actor más de la crisis venezolana. El canciller ruso, a su vez, se permitió atacar a la oposición venezolana y a los numerosos gobiernos que la respaldan: “los actores foráneos que empujan a la oposición a una rígida confrontación con las autoridades, también con empleo de métodos violentos, torpedean los esfuerzos de aquellos están sinceramente interesados en restablecer la paz, la tranquilidad y la estabilidad en Venezuela”. De esta manera el canciller ruso siguió la cotidiana práctica de los aparatos de propaganda de su gobierno, tales como las cadena de noticias Rusia Today, que operan como difusores de las posiciones del régimen chavista. Moscú se ha convertido en el principal paraguas internacional del régimen chavista. Ese mismo día, pocas horas después del encuentro entre Parolín y Lavrov en Moscú, Nicolás Maduro desde Caracas en una de sus diarias cadenas de televisión, aseguró que Venezuela construyó una fortaleza militar con Rusia, haciendo referencia a las milmillonarias compras bélicas que el chavismo ha realizado durante la última década. Maduro incluso aseguró que Rusia proveerá de trigo a Venezuela en la próximos diez años. Con sus referencias a cargamentos de trigo y a sistemas de armas, Maduro confirmaba la apreciación de Parolín: Rusia está metida hasta el cuello en Venezuela.

*****

El 11MAY17, cuando en las calles de Venezuela arreciaban las protestas populares y la represión militar, el magnate venezolano Gustavo Cisneros enunciaba en Miami una tesis según la cual la solución de la crisis pasa por “un baile a tres” con Venezuela, Cuba y Colombia negociando, mientras “EEUU pone la música”. Dos meses después de la declaración de Cisneros, el 18JUL17, el presidente colombiano Juan Manuel Santos se encontraba en el Palacio de la Revolución en La Habana reunido con Raúl Castro. Oficialmente se trataba de un viaje para promover negocios entre los dos países, pero diversas fuentes dejaron saber que Santos habría propuesto a Castro que Cuba se sumara al esfuerzo continental para superar la confrontación en Venezuela. El gobierno colombiano negó esta especie y la cancillería cubana guardó silencio. El castrismo no está interesado en volcar su influencia en Venezuela para debilitar a Maduro, como pareciera que Cisneros y Santos llegaron a considerar en su momento y, de hecho, la postura colombiana ha tendido a endurecerse luego del viaje de su presidente a Cuba. A falta de los cubanos, ahora el viaje de Parolín a Moscú trajo la novedad de incluir a Rusia como otro posible interlocutor extranjero ante el gobierno chavista, pero todo indica que Venezuela es una apetitosa pieza para el ajedrez que Moscú intenta jugar ante EEUU.

*****

El 18AGO17 el canciller de Bolivia, Fernando Huanacuni Mamani, visitó la cancillería rusa en un viaje que tenía como objetivo declarar la “relación estratégica” entre los gobiernos de Evo Morales y Vladimir Putin. En esa ocasión, el canciller ruso resaltó “la coordinación de nuestras acciones en los foros multilaterales, sobre todo en el Consejo de Seguridad de la ONU”. El 22AGO17, el viceministro de Defensa boliviano, José Luis Begazo, también se encontraba en Moscú para acordar apoyo bélico ruso en el marco de un acuerdo de cooperación militar bilateral suscrito en 2016. Según fuentes oficiales, Morales se dispone a enviar personal militar para su formación en Rusia. Rápidamente, Bolivia se está convirtiendo en un nuevo escenario para la presencia rusa en el Continente, con el paquete usual de entrega de activos mineros a empresas moscovitas, ventas de armamentos y formación de oficiales militares en Rusia, apoyo incondicional a la política exterior del Kremlin de parte de Bolivia, como también ya ocurre con Nicaragua y Venezuela.

*****

Por cierto, el asunto de las “amenazas transregionales” fue incorporado en el temario de la más reciente reunión de la Conferencia de Defensa de Suramérica celebrada en Lima, Perú, el 23-24AGO17. El evento fue promovido por los gobiernos de EEUU y Perú y contó con la presencia del jefe del Comando Sur almirante Kurt Tidd. En las deliberaciones participaron el Jefe de las Fuerzas Militares de Paraguay, los jefes de estado mayor de Argentina, Colombia, Perú y Uruguay, así como el Jefe de Asuntos Estratégicos del Estado Mayor de Brasil y el Director de Inteligencia de Defensa de Chile.