@ecotalvora

“Las cosas que ocurren en Venezuela son peores que las que se reportan”, afirmó Rudolph Giuliani, el exalcalde de Nueva York y hombre cercano a Donald Trump, en una entrevista realizada en Bogotá y publicada el 29MAR15 por el diario El Tiempo. Giuliani agregó: “Veo a Venezuela como una verdadera tragedia. Es el liderazgo de un hombre que asegura que su Gobierno es legítimo, que va de mal en peor, de Chávez a Maduro. Es un país con mucho potencial, con gente muy buena, que está viviendo una tragedia”. Año y medio después, el 16SEP16, el entonces candidato Trump durante un acto proselitista en Miami afirmó: "Venezuela es un país rico en recursos, vibrante y bello, lleno de gente trabajadora e increíble. Pero Venezuela ha sido llevada a la ruina por los socialistas”. La similitud del enfoque y los términos que Giuliani y Trump utilizaron para referirse a Venezuela es obvia.

*****

Desde que se concretó la elección de Trump, el nombre de Giuliani ha sonado para formar parte del nuevo Gobierno de EEUU. Inicialmente las especulaciones de prensa lo veía como el nuevo fiscal general, aunque ese cargo fue oficialmente ofrecido por Trump al veterano senador Jeff Sessions el 18NOV16. El Departamento de Estado ha sido otro de los destinos que las cábalas asignan a Giuliani, si bien para encabezar la diplomacia ya han aparecido otros poderosos nombres como el del excandidato republicano Mitt Romney o el senador Bob Corker. La selección del equipo ministerial de Trump es una situación muy dinámica que mantiene en estado de sorpresa a los más reputados medios de prensa de EEUU, por lo que el futuro de Giuliani en la administración Trump es por ahora una incógnita. Su pasada condición de socio de una empresa asesora y lobista de gobiernos extranjeros, incluyendo a la empresa Citgo del Gobierno venezolano o el Ministerio de Petróleo saudita, fue rápidamente recordada por la prensa de Washington, restándole quizás puntos a su opción como secretario de Estado. En todo caso, Giuliani se muestra como voz influyente en el entorno del Presidente electo y ha servido de puente con Trump a gobiernos extranjeros con los cuales mantiene vínculos, entre ellos el de Colombia para el cual ha trabajado en años recientes.

Hasta la fecha, sólo tres mandatarios latinoamericanos han logrado comunicación telefónica directa con Trump: el mexicano Enrique Peña Nieto, el argentino Mauricio Macri y el colombiano Juan Manuel Santos. Macri es un viejo conocido de Trump ya que sus respectivas empresas y familias han estado relacionadas desde principios de los años 80. Santos, por su parte, se habría valido de vínculos directos con el entorno de Trump, entre ellos Giuliani.

Por cierto, mientras los gobiernos de los principales países del continente buscan aproximaciones a la nueva administración estadounidense, el régimen venezolano anda en procura de la diplomacia de Obama. Nicolás Maduro confía en una visita a Caracas del saliente secretario de Estado John Kerry y ha solicitado que Barack Obama anule la orden ejecutiva mediante la cual EEUU impuso sanciones a altos funcionarios chavistas por violación de los Derechos Humanos. El chavismo está pidiendo una suerte de “indulto” de Obama alegando buena conducta al haber creado una “comisión de diálogo” con la oposición venezolana.

*****

En medio de un fuerte debate político sobre el contenido de la nueva versión del Acuerdo Santos-FARC, el martes 15NOV16 corrieron en Bogotá noticias sobre el estado de salud de Juan Manuel Santos. A finales del año 2012, Santos fue sometido a tratamiento quirúrgico por cáncer de próstata. Ahora, las versiones oficiales señalaron la presencia de “elevados niveles de antígeno prostático”, lo que disparó los temores sobre el estado de salud del mandatario ante la eventualidad de la aparición de un tumor metastásico. El informe oficial emitido por la clínica Fundación Santa Fe de Bogotá indicaba que “se detectó en un examen rastro de esta enfermedad por el incremento en las glándulas que la origina”. Santos anunció un inmediato traslado a EEUU para la realización de nuevos exámenes en un hospital de Baltimore, los cuales tuvieron lugar el 17NOV16.

*****

El viaje a EEUU de Santos, justificado por razones médicas, coincidió con una agenda de trabajo previamente planificada tendente a reforzar el apoyo bipartidista a la implementación del Acuerdo con las FARC, el cual presupone importantes erogaciones del fisco estadounidense. En una poco usual visita al Congreso de un mandatario extranjero, Santos se reunió el 17NOV16 con líderes republicanos y demócratas. De manera especial, Santos procuró encuentros con Bob Corker quien preside el Comité de Relaciones Exteriores del Senado, así como con el senador Marco Rubio y los representantes Mario Díaz-Balart e Ileana Ros-Lehtinen, todos ellos republicanos con posiciones críticas ante el Acuerdo Santos-FARC. La pactada participación de los jefes de las FARC en política sin pagar penas por sus delitos no termina de ser aceptada por importante sectores políticos colombianos, tampoco por dirigentes estadounidenses comprometidos con asuntos latinoamericanos. Santos intentó dorar la píldora aparentemente con algún éxito. La noche del 17NOV16 Santos ofreció una cena oficial en la residencia de su embajador en Washington en honor del saliente vicepresidente Joe Biden mostrando que la diplomacia colombiana está jugando fuerte en EEUU.

*****

La noche del 16NOV16, Santos fue la figura central de una gala organizada por el think tank Diálogo Interamericano. Durante su discurso, Santos habló con tono de broma sobre la derrota que recibiera el 02OCT16 cuando el electorado colombiano votó mayoritariamente en contra de la primera versión del Acuerdo Santos-FARC. Ante el selecto auditorio en Washington, Santos afirmó que no pretende someter su nuevo acuerdo con las FARC a una consulta popular y que se propone presentarlo a consideración del Congreso donde contaría con votos para iniciar la implementación del acuerdo. El 18NOV16, Santos fue a la OEA, donde su delegación realizó gestiones para la aprobación por consenso de una resolución que llama a los “diversos sectores de la sociedad colombiana para el logro de este nuevo acuerdo y alienta a todas las partes a trabajar mancomunadamente en su inmediata implementación”. No cabe duda que Santos tiene prisa para comenzar a implementar su Acuerdo con las FARC y está recolectando apoyos externos.

*****

Oficialmente las tropas de las FARC estarían movilizándose armadas, con supervisión de la ONU, desde sus usuales campamentos hacia “zonas de preconcentración” supuestamente acordadas con el gobierno, amparados en el cese al fuego bilateral vigente. Según las FARC, esas “zonas” en realidad son los campamentos preexistentes. El 16NOV16 se produjo al sur del caribeño departamento Bolívar, un enfrentamiento armado entre el Ejército colombiano y varios guerrilleros que, según la versión oficial, realizaban acciones de extorsión. Del combate resultaron dos guerrilleros muertos quienes serían parte del Frente 37 de las FARC, los cuales supuestamente vestían uniformes negros del ELN y documentos de ambas guerrillas.

Diversos reportes señalan que las FARC estarían en un proceso de anarquización, con una evidente pérdida de jefatura por parte del Estado Mayor. Todd Howland, representante de la ONU en materia de Derechos Humanos en Colombia y con conocimiento de primera mano sobre el tema de la guerrilla, afirmó el 17NOV16 en Bogotá que los guerrilleros de las FARC “están empezando a reagruparse pero están dejando unos vacíos de poder que están siendo ocupados por otros grupos armados”. Ejemplificando con el municipio de Tumaco, situado en el departamento de Nariño sobre la costa del Pacífico colombiano, Howland aseguro que allí existen “seis nuevos grupos, algunos son disidencia de las Farc”.

Desde el otro extremo del país, de la región de la Amazonía y Orinoquia colombiana, los reportes sobre guerrilleros disidentes de las FARC se han multiplicado. Un comunicado de la Defensoría del Pueblo de Colombia, divulgado el 11NOV16, advirtió la presencia y actividad de un “grupo disidente de las FARC” que realizan “acciones armadas” en el departamento de Vaupés. El “Frente Primero Armando Ríos” y “la compañía Urías Cuellar” de las FARC, según la Defensoría colombiana, habrían roto con la dirección de las FARC por estar en contra del acuerdo pactado en La Habana. Desde el mes de julio las FARC han intentado desmentir la disidencia de sus tropas en Vaupés, pero el reciente informe oficial pareciera confirmar el hecho. Los municipios Mitú, Carurú y Taraira del lejano y poco habitado departamento Vaupés, serían las áreas donde se localizan grupos disidentes de las FARC, justamente en los límites con la región de Cabeça do Cachorro, en el estado brasileño de Amazonas. Esta frontera presenció en 1991 el ingreso de fuerzas militares brasileñas a territorio colombiano en una operación de retaliación contra las FARC.

La disidencia de las FARC en la frontera con Brasil da peso a análisis de organismos de seguridad de gobiernos suramericanos, sobre la posible conversión de guerrilleros colombianos en mercenarios al servicio de lo que algunos ya denominan como la “nueva geografía del narcotráfico” que alcanza a Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay.

El Acuerdo Santos-FARC prometía a los guerrilleros el pago de remuneraciones por incorporarse al “proceso de paz”, lo cual no se ha materializado por la derrota en el plebiscito. En varias regiones rurales de Colombia han sido detectados guerrilleros solicitando ayuda económica a los mismos propietarios que extorsionaban hasta hace unos meses atrás. La mutación de guerrilleros a bandas locales de asaltantes, su ingreso al ELN o a fuertes organizaciones delincuenciales ya existentes es un temor creciente.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que luego del exhorto de El Vaticano y del retiro de la oposición de la mesa de diálogo, el Gobierno venezolano cumplirá con los acuerdos?

Las Más Leídas