Históricamente las viudas en los EEUU y en muchos otros países fueron maltratadas y abandonas con sus hijos cuando moría el esposo. Esta injusticia o maltrato era tan frecuente antes en el siglo XVII que un célebre pensador y poeta estadounidense llamado Ralph Waldo Emerson hizo la siguiente crítica irónica sobre la sociedad donde vivía:

“En las islas Fiji, parece que el canibalismo es más familiar. Ellos se comen a sus propias esposas e hijos. Nosotros solo devoramos las casas de las viudas, y los grandes comerciantes se burlan y absorben a los pequeños, y todo hombre, si puede, se alimenta de la labor del prójimo. Lo nuestro es una forma más suave de canibalismo.”

En la sociedad de los 1900s cambiaron muchas leyes que trajeron el avance de la mujer. Al implantarse la enmienda número veinte de la constitución federal, las féminas americanas, después de librar una larga batalla de más de 80 años por su derecho al sufragio, el 26 de agosto de 1920 pudieron votar.

Estos adelantos sociales y legales sobre los derechos de las mujeres trajeron mejorías sociales y debido a los grandes esfuerzos de las propias damas se modificaron las leyes de sucesión con respecto a las viudas. La legislatura del estado de la Florida pasó la ley llamada “El Derecho de Elección de la Viuda” (véase los Estatutos de la Florida Números 732.201 al 732.228). Muchos estados han pasados leyes parecidas o iguales a las Florida. Por medio de estas modificaciones legales las viudas y sus hijos quedaron más protegidas económicamente en cuanto a las herencias conyugales.

En una columna anterior escribimos sobre los derechos fundamentales que tiene una viuda en la Florida para heredar de su difunto esposo. Explicamos el Estatuto Numero 732.102, el cual provee que si el esposo muere y lo sobreviven su esposa y uno o más descendientes que no son hijos de su viuda, entonces la viuda recibe un 50% de la herencia del difunto esposo y los hijos del difunto reciben el otro 50% por estirpes. Sin embargo, la viuda puede exigir los primeros $60.000,00 de la herencia si algunos de los hijos sobrevivientes del difuntos no son hijos de ella y puede elegir recibir que se le distribuya un 30% del valor total de la herencia dejada por su esposo. Esta elección se conoce como “La Elección de la Viuda”.

Para calcular la mencionada elección se calcula el valor total de la herencia del esposo difunto y se toma en consideración todos los bienes que están en el inventario de la herencia y también algunos bienes que no son partes del inventario de la herencia. Por ejemplo, normalmente el valor en efectivo de una pensión de retiro del difunto no es parte del inventario de su herencia. Las pensiones usualmente no forman parte de una herencia formal siempre que se haya nombrado a algún beneficiario. Sin embargo, cuando se calcula “La Elección de la Viuda” se puede considerar el valor en efectivo de la pensión del difunto. Es decir, si el valor del inventario de la herencia es de $100.000 y el difunto le dejó el beneficio de una pensión de jubilación a un amigo o familiar, y dicha pensión tiene un valor efectivo de $100.000; la viuda tiene el derecho de elegir el 30% de la herencia total que es 200.000 dólares (los 100.000 del inventario más los 100.000 de la pensión). El 30% de $200.000 es 60.000 dólares. Ese es el monto que deberá recibir la viuda y no el 50% del valor del inventario de la herencia, que sería el 50% de 100.000 dólares o lo que es lo mismo 50.000 dólares.

Cuando se calcula el valor total de la herencia para determinar el valor de “La Elección de la Viuda” no se toma en consideración el Hogar Matrimonial (Homestead en inglés) como parte de ese total. Tampoco se debe considerar las deudas del difunto para reducir el valor de “La Elección de la Viuda”. Existen otras excepciones de bienes, activos y pasivos que no se incluyen en el estimado de la mencionada elección.

Con el movimiento social y legal hacia la igualdad de los géneros en la ley, hoy los viudos tienen el mismo derecho que las viudas para ejercitar la misma elección y en el presente contamos también con “La Elección del Viudo”.

Es clave saber que los viudos o viudas tienen solo un tiempo limitado para exigir que se les otorgue su elección. Si usted ha enviudado recientemente, consulte lo antes posible a un abogado de herencias para proceder correctamente en el tiempo permitido por la ley.

En el presente casi todos los estados de EEUU tienen leyes de Elección de Viuda(o). Pero la opinión expresada en esta columna es solamente basada en la las leyes del estado de la Florida.

Estoy totalmente convencido que si Ralph Waldo Emerson viviera en estos días, reconocería que ya no somos tan caníbales.

El Dr. Sergio J. Guzman, ejerce la profesión de abogacía en las ramas de Herencias, Tutorías, Testamentos, Fideicomisos, Bienes Raíces, Comercio, Salud Mental y Ley de Familia. Su dirección es el 2440 Coral Way, Miami, Florida 33145; Número de Teléfono 305-262-6696; Fax 305-854-1937 y correo electrónico: GUZMANLAW@bellsouth.net.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuál será la principal consecuencia luego de los resultados de las elecciones en Venezuela, señaladas de fraude?

El régimen de Maduro quedará más deslegitimado
Se afianzará el régimen de Maduro y se debilitará la oposición
ver resultados

Las Más Leídas