Afortunadamente, para todas estas probabilidades existen maneras de proteger a sus más preciados tesoros. Desde 20 dólares al mes podría cubrir hasta 35 años de su vida con un seguro que le permitirá dormir sin la preocupación de que si le sucede algo a usted ellos queden desamparados. Estaría velando por sus estudios, por sus sueños.

Luego de ese tiempo, ya convertidos en adultos, legarían también a sus hijos el regalo de amor que representa un seguro de vida con beneficios en vida. La frase por sí sola lo dice todo: no solo con su fallecimiento es que los beneficiarios reciben el dinero, sino que ante un ataque al corazón, del cual usted sobreviva; un cáncer, lo rebase o no, y otras enfermedades, así como diversos accidentes, se le daría en vida la cobertura por la cual se aseguró.

Madres y padres solteros, parejas con niños pequeños y bajos ingresos, clasifican dentro de la gama que necesita asegurar su vida. Generalmente acumulamos deudas mensuales, como membresías a gimnasios a los que casi nunca tenemos tiempo de ir, o el equivalente a ese dinero lo gastamos en un simple almuerzo. El momento de ser responsables es ahora. Las casualidades podrían jugar en su contra.

Si su propósito es asegurarse por toda la vida, también puede. No solamente necesita hacerlo por un período de tiempo específico, aunque esta opción resulte la más económica. Sin embargo, tiene la posibilidad de empezar por ella y renovar cuando su status mejore, garantizando así más años de su vida, e incluso, la vida entera.

Durante mi experiencia como asesora de seguros, he conocido a jóvenes que no superan los 30 años de edad, que aún no son padres o madres, y sin embargo ya poseen seguro de vida a término. Ellos piensan a largo plazo, velan desde ahora por la familia que quieren crear, y le dan un ejemplo a quienes sí tienen hijos y aún no garantizan su futuro.

Excusas siempre van a existir. La principal, puedo adivinarla: no tiene dinero, y es esta una deuda más que se suma a los gastos mensuales. Pero si lo analiza bien, es solo un pequeño aporte que estaría salvando a su familia de sufrir un caos. Opciones existen muchas, según le convenga. Empiece por lo que pueda pagar, pero empiece ya.

Marielavaldivia6@gmail.com

786-312-7075

8000 NW 7St, Suite 200. Miami, Fl. 33126

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario