Como cuarto distrito escolar más poblado de la nación, compuesto de una diversa comunidad y mucho entusiasmo, hacemos todo lo que está a nuestro alcance para que los estudiantes se encuentren contentos y satisfechos de asistir a la escuela, donde adquieren numerosas destrezas y capacitación y donde comienza el proceso de forjar un buen futuro.

Asistir a las clases todos los días es uno de los factores más simples y uno de los requisitos más importante que contribuye al éxito académico. Es por eso que el superintendente Alberto M. Carvalho y los miembros de la Junta Escolar - junto con los líderes municipales y las organizaciones comunitarias y culturales - celebraron el pasado mes de septiembre la Iniciativa iAttend M-DCPS, que denotó un enfoque más agresivo y estratégico para detener el ausentismo.

Desde hace algunos años, hemos implementado la iniciativa de iAttend, la cual promueve una intensa campaña para que nuestros estudiantes mantengan un récord excepcional de asistencia a clases. Este proyecto tiene el propósito de promover la asistencia escolar como meta primordial de nuestro sistema de enseñanza. La buena asistencia a clases demuestra disciplina e interés en los estudios que impactarán el futuro del estudiante y fortalecerán su camino hacia el éxito en su vida.

Cada día que un estudiante asiste a la escuela representa una oportunidad para aprender y enriquecer su mente. Los estudios académicos demuestran que existe una relación directa entre la asistencia regular a la escuela y el rendimiento estudiantil. Es importante que los padres, líderes empresariales y religiosos, funcionarios electos y cada segmento de nuestra comunidad se unan al Distrito para enfatizar la importancia de la asistencia regular a clases. Estar en la escuela todos los días significa que nuestros estudiantes experimentan y aprecian las alegrías del aprendizaje.

La iniciativa incluye un estrecho seguimiento respecto a las ausencias del estudiante y requiere reportar las ausencias de los estudiantes a los padres para que ellos tomen cartas en el asunto y se lleven a cabo medidas más directas, que incluyen visitas al domicilio, asesoramiento en casos problemáticos o referencias a agencias externas dispuestas a ayudar a los afectados.

Es importante que los padres de familia sepan que el perder un 10 por ciento de los días escolares, lo cual representa 18 días de ausencia, significa que le será más difícil al estudiante aprender las materias. Los padres deben hacer el esfuerzo bajo todos los medios de que sus hijos lleguen a clase a tiempo. El estar tarde constantemente puede establecer el patrón que indica que el estudiante va a tener un récord pobre de asistencia a clases. Las ausencias no solamente afectan al estudiante en cuestión, sino también pueden afectar el progreso académico de la clase entera.

Un estudiante que pierda 18 días de clases al año es considerado caso grave de ausentismo. Faltar a clases de 10 a 17 días demuestra tener un serio problema de asistencia.

Aunque el pasado mes de septiembre fue designado como el mes de la asistencia escolar, el asistir a clases debe ser una obligación de todos los días para los estudiantes y quienes queremos un mejor futuro académico para la comunidad en la que vivimos.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

 

Deja tu comentario