Desde la redacción de DIARIO LAS AMÉRICAS extendemos una sincera felicitación a las madres, sobre todo a las venezolanas que esperan en vilo el regreso de sus hijos de las calles después de los enfrentamientos y a las cubanas que sufren porque también tienen a sus seres queridos en una cárcel por oponerse a un régimen dictatorial.

Esas madres valientes y entregadas a la crianza de sus hijos merecen todo el respeto y la alabanza porque son las hacedoras del futuro, y sin ellas, pocas cosas serían posibles. ¡Cuánta enseñanza y amor cabe en sus brazos!

Pero no sería justo solo mencionar a quienes han permanecido al lado de sus hijos, cuidando cada paso, también debemos referirnos a las madres que se han sacrificado y aceptado la distancia, a cambio de defender ideales, superarse o alcanzar metas.

Cada madre es un arsenal invaluable de sabiduría, y aunque no existe un manual que indique cuál es la mejor manera de desempeñar esta tarea tan importante, su instinto rebasa cualquier frontera y actúa como un aliciente ante situaciones inesperadas.

Nunca es suficiente para decirle cuánta faltan nos hacen en nuestras vidas o qué tan importante es tener sus consejos certeros. El paso del tiempo no podría jamás borrar el abrazo de una madre, sus caricias o sus regaños, esos que nos hacían enfurecer, pero que hoy, a la distancia, comprendemos que eran por nuestro bien.

¿Qué significa convertirse en madre? Representa la alegría de traer al mundo a quienes se convertirán en el motivo más grande para no desistir. Es por ello que no debemos pasar por alto hacerlas felices y demostrarles diariamente cuán importantes son y cómo su ternura es fundamental en nuestros caminos.

A las madres hay que tenerlas muy cerca del corazón, disfrutarlas mientras estén a nuestro lado y convertirlas en nuestras mayores confidentes, porque ellas siempre tendrán las palabras precisas para aconsejarnos y un amor infinito que podrá sanar cualquier herida.

¡Gracias a las madres por regalarnos la vida!

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

 

Deja tu comentario