Como cada mes de marzo conmemoramos el Mes Nacional de la Historia de las Mujeres, una ocasión para destacar y celebrar las muchas contribuciones de las mujeres en nuestra sociedad. Han pasado menos de 100 años desde que fue firmada como ley la enmienda número 19 que concedió a las mujeres el derecho al voto. Las que lideraron el movimiento sufragista, simplemente querían ser contadas como ciudadanas iguales y completas de esta gran nación, para hacer su parte y ayudar a nuestro país, y ser igualmente reconocidas por sus logros.

Después de escapar de un brutal régimen en Cuba, mi madre Amanda Ros se empeñó en triunfar en nuestra gran nación y asegurar a sus hijos un futuro brillante. Devota, sincera y gentil, ella sacrificó mucho para que yo pudiera realizar mis sueños. Me dio la fuerza que me impulsó a lograr mis metas mientras permanecía fiel a mis creencias y principios. Con su corazón lleno de amor, con la mayor paciencia y fuerza interior, mi madre fue mi modelo y mi fuente de inspiración. Su ejemplo me inculcó lecciones de duro trabajo, sabiduría y perseverancia.

Antes de ser elegida como la primera mujer hispana en la Cámara de Representantes de la Florida, el Senado de la Florida y la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, tuve el honor de ser maestra certificada en la Florida. La educación me permitió aprender inglés, convertirme en maestra y establecer, junto con mis padres, una escuela privada pequeña. En esta escuela tuve la gran oportunidad de poder ver a muchas estudiantes jóvenes que fueron cautivadas por los textos en sus libros y las posibilidades que estas palabras representaban.

En el congreso de la Florida patrociné la legislación para el Programa de Estudios Prepagados de la Florida, para que las familias pudieran pagar el costo de la universidad a largo plazo y enviar a sus hijos a un colegio público de la Florida o universidad de su elección. Cuando me postulé para el Congreso funcioné en parte por aquellas jóvenes que estaban sentadas en su escritorio soñando con el futuro. Por eso he trabajado tan duro para ayudar a asegurar que las jóvenes en nuestro país puedan acceder a los recursos que necesitan para tener éxito.

Ahora estamos educando una nueva generación de adolescentes, como mis nietas Morgan Elizabeth, Caroline Grace y Killian Marie. Nuestra comunidad se destaca en proveer oportunidades para todas las personas y es nuestra responsabilidad asegurar que estos nuevos líderes estén preparados para poder seguir mejorando el sur de la Florida especialmente en los innovadores campos de ciencia, tecnología, ingeniera, y matemática (conocidos por sus siglas en inglés como STEM).

Mientras conmemoramos el Mes de la Historia de las Mujeres debemos continuar honrando las enormes contribuciones que nuestras mujeres han hecho y renovando nuestro compromiso con el avance de los derechos de las mujeres en todo el mundo. También los animo a dedicar tiempo para considerar las maneras en que podemos mejorar las vidas de aquéllas que viven en nuestra comunidad.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuál será la principal consecuencia luego de los resultados de las elecciones en Venezuela, señaladas de fraude?

El régimen de Maduro quedará más deslegitimado
Se afianzará el régimen de Maduro y se debilitará la oposición
ver resultados

Las Más Leídas