@isaiaseblanco

Si bien a Miami se le conoce como una interesante meca para los visionarios de las redes sociales y las actividades vinculadas a la industria musical; desde hace menos de dos años el propio mercado ha abierto nuevos espacios de emprendimiento digital donde el único requisito que impone la dinámica comercial es: “destacar en los primeros lugares de Google”.

Pero antes que nada, es importante explicar de una forma clara que para “ser de los primeros en el ranking de Google” sin pagar anuncios [Ads] es importante que una web reúna los principales requisitos:

  • Ligera y rápida en cargar.
  • Adaptada a los dispositivos móviles.
  • Construida para explicar como satisfacer necesidades.
  • Dirigida a un público segmentado en un contexto geográfico.
  • Construida con un buen código fuente.

Los encargados de hacer que una web de un producto-marca-servicio destaque en Google se les conoce como especialistas en SEO [Search Engine Optimization], y su popularidad entre las startups y proyectos de emprendimiento en Miami se ha triplicado porque los emprendedores comprendieron que el usuario con intenciones reales de adquirir un bien [físico o no] acude a Google para averiguar cómo, cuánto vale y dónde puede comprarlo.

Ahora bien, ésta nueva relación del mercado de las búsquedas de palabras claves concibe una interesante simbiosis entre empresarios que quieren capitalizar mercados y profesionales independientes o agencias de marketing dispuestas a “hacer lo necesario” para que una web anule a la competencia del sector y acapare todo el tráfico web.

Precisamente ese interés por ser el primero y el que más tráfico consigue desde Google es lo que ha generado movimientos migratorios de profesionales en toda Hispanoamérica que ven en el SEO una interesante oportunidad para crear una carrera profesional en la ciudad de Miami, que según la consultora payscale es el oficio mejor vinculado al marketing digital mejor remunerado en Estados Unidos.

Nuevo movimiento emprendedor de Miami afecta el search marketing latino

Las hecatombes económicas que viven naciones como Venezuela, Argentina y Ecuador hace que los innovadores refugien sus proyectos en Miami para salvaguardarlos de las turbulencias financieras y “continuar” conectados con la realidad de su país porque a sus juicios, “Miami es Latinoamérica con jurisdicción estadounidense”.

Y ésos mismos empresarios que trasladan sus iniciativas a Miami no se divorcian de su punto de origen, sino que desde la ciudad del sol continúan prestando sus servicios, solo que ahora tienen un valor añadido: están influenciados por un mercado en constante expansión que cuenta con toda la tecnología del primer mundo para manufacturar sitios web de marcas-productos-servicios en tiempo récord.

Por último en el sur de Florida la amplia influencia la “cultura de la calidad” latinoamericana y caribeña dispuso en el subconsciente colectivo de los emprendedores interesantes premisas que se han convertido en verdades urbanas en cuanto al éxito de los negocios digitales. Frases como “los productos de mejor calidad son los que aparecen en el top-5 de resultados de Google”, “Los usuarios solo confían en lo que ven primero en Google”, y “Si no aparece en Google en los primeros puestos es porque no tiene la suficiente calidad”.

www.isaiaseblanco.com

Deja tu comentario: