La corrupción en Venezuela está ciertamente asociada a los altos cargos militares. No son meras especulaciones, son hechos comprobados que se repiten en las noticias y que abarcan el tráfico de drogas, de oro, el lavado de dinero, el pago de sobornos y el desvío descarado de fondos del Estado a cuentas particulares.

Fechas y nombres dan forma a esta historia bizarra, especialmente, porque la mayoría de los involucrados, además de llevar uniforme, ostentan actualmente altos cargos en el Gobierno de Maduro.

Diosdado Cabello, una de las figuras emblemáticas del chavismo, está señalado como participante en el comercio internacional de drogas, y hasta es considerado como el líder del llamado cártel de los Soles. Además se le señala por haber recibido millones de dólares de la empresa Odebrecht.

Destaca además el Mayor General Hugo Carvajal, actualmente diputado de la Asamblea Nacional por el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), y a quien se señala desde 2008 por tener vínculos con las FARC. Igualmente se nombra al Capitán Yazenky Antonio Lamas Rondón, arrestado en Colombia y extraditado a EEUU, por ser el coordinador de la salida de aviones cargados de droga con destino a Haití, Honduras y República Dominicana.

No se salva el General Néstor Luis Reverol Torres, actual ministro de Interior y Justicia y exjefe de la Oficina Nacional Antidrogas. Fue acusado el año pasado de tráfico de cocaína. Figuran además el exdirector general del Servicio de Inteligencia, general Henry Rangel Silva; el ministro de Energía Eléctrica, mayor general Luis Motta Domínguez; y el exgobernador de Carabobo, general Luis Felipe Acosta Carlez.

En materia de lavado de dinero, el primer nombre que destaca es el del

Capitán Adrián Vásquez, quien junto a su esposa, también militar, ha movido al menos 2 mil millones de dólares. Mientras que el General Rodolfo Marcos Torres, colocó 11.7 millardos de dólares en el banco HBSC, con sede en Ginebra, Suiza.

Con el oro, quien ha hecho una fortuna de origen dudoso es el General Francisco Rangel Gómez. Y si hablamos de las empresas del estado, cinco exministros de Alimentación, todos ellos altos jefes militares, están involucrados en el desvío de mil millones de dólares por compras de alimentos con fondos públicos.

Hay más nombres que ilustran la historia que comenzó en 2013 y se mantiene vigente. En este período se han constituido 14 compañías militares en áreas clave, no en vano el experto venezolano en lavado de dinero, Alejandro Rebolledo, afirma que el monto global que se ha movilizado desde Venezuela en los últimos 18 años por las mafias organizadas en negocios ilícitos es de 800 mil millones de dólares. Al parecer la corrupción en el gobierno es la peor plaga para el país.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuáles creen que deben ser las prioridades para el nuevo alcalde de la ciudad de Miami?

Transporte
Seguridad
Vivienda asequible
Infraestructura para enfrentar inundaciones
Control de la construcción
ver resultados

Las Más Leídas