Mucha gente se asombra cuando le digo que una de las razones por la cual las tarjetas de crédito son una mala idea es porque el uso de las tarjetas le puede engordar.

¿Qué? Fruncen el ceño y me miran con ojos incrédulos esperando que matice mi formulación.

Pues sí, de acuerdo a un estudio hecho por una agencia de investigación al consumidor, las personas que usan el plástico a menudo, gastan más en el supermercado. Los estudios también muestran que gastaron más en comida chatarra (junk food) que los que las personas que compran habitualmente con efectivo.

Los investigadores pusieron en práctica diferentes experimentos y todos llegaron a la misma conclusión. Si usted usa tarjetas de crédito, es más propenso a gastar por impulso y comer comida grasosa. Y el resultado impronta compulsiva es que su cartera y su cintura van a sufrir el impacto de sus decisiones.

Por años los estudios muestran que las personas gastan más cuando usan el plástico. El gastar en efectivo registra como una especie de dolor en tu cerebro. Es una acción más consciente, tienes que contar el dinero para efectuar el pago. Reservas un tiempo para reflexionar sobre la compra que acabas de realizar. Pero cuando desliza la tarjeta, el comprar algo que verdaderamente no necesita es más fácil. Ni piense gastar dinero de esa manera. ¡Aguas!

Cuando usted va al supermercado y lleva solamente dinero en su cartera, efectivo, y no tiene una tarjeta de crédito, va a ser más fácil comprar sólo lo que puso en su lista. Por eso, propongo hacer un plan. Haga su lista frente a la despensa, antes de salir de la casa, sea riguroso y sígalo. Debe llevar consigo el monto aproximado de la compra que aspira hacer.

Algo extraordinario del efectivo es que cuando se acaba, se acaba. Y esto le previene que gaste de más y también previene que consuma comida chatarra con la siempre disponible tarjeta.

Se trata de disciplina, ¿apoco no? Cuando usted toma control en un área de su vida, otras áreas van a cambiar también. Por ejemplo, es común que cuando alguien pone estos principios en práctica y se está librando de su deuda, también empieza a hacer ejercicio, pierde peso o tiene mejor comunicación en el matrimonio.

La disciplina es la conexión entre el bienestar financiero y su estado físico. En su vida diaria, la disciplina se refiere a todas esas pequeñas decisiones que en sí son insignificantes pero todas juntas lo llevan a la meta. Si hay un pasillo en el supermercado que usted debe evitar, no pase por ahí y así se evita comprar chatarra y los pantalones le quedarán mejor. Haga que cada dólar que gaste, cuente en el supermercado. Viva bajo un presupuesto, use el sistema de sobres y gaste menos de lo que gana.

Todo esto es sentido común y le van a ayudar a mantenerse disciplinado con su dinero y su salud. Y estoy seguro que su cintura se lo agradecerá.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuál será la principal consecuencia luego de los resultados de las elecciones en Venezuela, señaladas de fraude?

El régimen de Maduro quedará más deslegitimado
Se afianzará el régimen de Maduro y se debilitará la oposición
ver resultados

Las Más Leídas