¿Qué tarjeta escojo?
Conocer el funcionamiento de las tarjetas de crédito nos permite sacarle provecho sin poner en peligro nuestras finanzas personales. Un buen historial crediticio puede convertirse en una buena tarjeta de presentación

En las columnas anteriores hablamos de cómo evitar los gastos superfluos, conversamos sobre las deudas que te ayudan a pagar la educación o un negocio y las llamamos positivas, nos referimos a que había otro tipo de deudas, las negativas, que indican que estás viviendo por encima de tus posibilidades. Hoy continuaremos con las tarjetas de crédito y haremos hincapié en la importancia de un buen historial crediticio para que puedas disfrutar de unas finanzas saludables.

¿Qué tarjeta escoger?

Cuando decidas solicitar una tarjeta de crédito debes comparar:

-Costos, incluyendo intereses anuales, cargos por pagos atrasados, adelantos de dinero en efectivo y costos de transferencia de saldo o giros.

-Características, incluyendo el período de gracia para pagar, el límite de crédito, el nivel de cobertura de la tarjeta, beneficios, premios y el servicio al cliente.

Pasos básicos para administrar tus tarjetas

-Tener dos tarjetas de crédito como máximo. No aceptes cada oferta de tarjeta que recibas; esta es la manera más rápida de acumular deuda.

-Nunca gastes más del 50% de tu línea de crédito.

-Siempre paga el saldo que debes a tiempo.

-Evita cargar cosas a tu tarjeta que puedas pagar en efectivo. De esta forma, evitarás cargos adicionales.

-Nunca abuses de tus tarjetas de crédito.

Comprende las clasificaciones crediticias

Ahora, hablaremos sobre clasificaciones crediticias. El crédito es importante porque, al igual que la reputación, es muy fácil de perder y te lleva mucho tiempo establecer. Construir un sólido historial crediticio es vital para tus futuras transacciones financieras. Tener un sólido historial crediticio te ahorra dinero a la larga. Necesitas un buen historial crediticio para obtener buenas tasas de interés cuando solicitas un seguro vehicular. También necesitas un buen historial crediticio cuando alquilas un apartamento o una casa.

En los EEUU, cuando te postulas a un trabajo, tu posible empleador podría revisar tu historial crediticio como referencia. Un buen historial crediticio también determina si puedes obtener un préstamo educativo para la universidad. Las claves para un buen historial crediticio incluyen:

-Siempre pagar tu cuentas a tiempo.

-Mantener saldos bajos en las tarjetas de crédito.

-Pagar más que el valor mínimo que debes.

Ten mucho cuidado con pagar otras cuentas desde tu tarjeta de crédito, como el teléfono, o de pagar una tarjeta de crédito con otra porque te ofrecen un cero por ciento de interés al principio. Al final, estarás comprometido para pagar eso y más, si decides cargar más compras.

En los EEUU los historiales crediticios son administrados por tres instituciones: Equifax, Experian, y TransUnion. Una vez que contraigas crédito podrás tener acceso a tu reporte anual. Siempre revísalo para asegurarte de que toda la información está al día y sea correcta. La mayor parte del reporte depende de tus pagos y de la cantidad que debes. Si en algún momento consideras la bancarrota, tu crédito podría verse afectado por un período de hasta diez años.

Tomado del libro “El dinero y la familia”