Sanciones contra régimen de Maduro
La semana pasada, durante una conferencia telefónica con otros congresistas, hablé con el vicepresidente Mike Pence y le di las gracias a él y a la Casa Blanca por su continuo liderazgo por la seguridad nacional, especialmente en el Hemisferio Occidental

Los Estados Unidos están con el pueblo venezolano en su lucha por defender sus derechos humanos y su continua batalla contra el régimen represivo de Maduro. La última ronda de sanciones, contra funcionarios vinculados a PDVSA, es otra medida que demuestra que no toleramos la opresión en Venezuela. Dado el continuo asalto de Maduro a la libertad y a la democracia, la nueva imposición de sanciones económicas al régimen añade presión al dictador Maduro y a sus secuaces.

La semana pasada, durante una conferencia telefónica con otros congresistas, hablé con el vicepresidente Mike Pence y le di las gracias a él y a la Casa Blanca por su continuo liderazgo por la seguridad nacional, especialmente en el Hemisferio Occidental. El anuncio de la Casa Blanca es una respuesta directa a aquellos que están dispuestos a ayudar al régimen de Maduro, ya que estas últimas sanciones prohibirán las transacciones financieras y cualquier trato nuevo de deuda o bonos del Gobierno de Caracas y su corrupta entidad estatal PDVSA.

En junio, condené enérgicamente a Goldman Sachs por proporcionar una infusión de ayuda financiera al régimen de Maduro.

Impedir que CITGO transfiera sus ganancias a PDVSA y que Maduro ya no vuelva a tener acceso a los sistemas financieros estadounidenses es fundamental.

Esta nueva medida es un paso hacia adelante en esta contienda contra el régimen de Maduro para cortar el flujo económico y cualquier transacción con PDVSA. Nuestro gobierno está escuchando al pueblo venezolano y a la comunidad venezolana en el sur de la Florida y no descansaremos hasta que reine la libertad en Venezuela.