Seguro de salud gratis en EEUU. Sí, leyó bien
La póliza de salud puede salirle muy barata en 2018, si presta atención a algunos consejos

“Yo no aplico para el Obamacare, porque según el programa gano mucho”, me decía una clienta hace un par de días. Se guiaba por la precalificación que le habían hecho en el año 2017, y, en efecto, no podía aplicar en ese entonces para recibir subsidio. Sin embargo, el crédito otorgado por el gobierno para el año 2018 aumentó considerablemente, debido al alza de los precios por las compañías de seguros. Por esta razón, quienes antes no lo obtenían, ahora sí lo pueden hacer, y el seguro llega a costarles desde cero dólares al mes hasta un precio totalmente razonable.

¿Cómo es posible esto? Muy sencillo: los planes de tipo bronce le brindan una baja cobertura de salud, pero le permiten, por lo menos, estar asegurado en caso de tener una emergencia médica, y en vez de pagar 20 o 30.000 dólares por una cirugía, máximo pagaría alrededor de 7.000, en todo el año, garantizando así tener que declararse en bancarrota por la deuda hospitalaria generada. Es usual encontrarme a clientes que me dicen: “Yo nunca voy al doctor, así que no tengo por qué pagar un seguro”. Para este tipo de personas que no presentan condiciones médicas, los planes de tipo bronce son perfectos, porque pueden no pagar nada al mes, evaden la multa federal (que a ciencia cierta no está estipulado en la ley aún, no sé si se dejará o no), y si no tienen que visitar a un médico durante todo el año, pues no perdieron dinero de su bolsillo mediante una prima mensual.

Obviamente, para aquellas personas que presentan enfermedades preexistentes y requieren estarse chequeando la salud con frecuencia, un plan de tipo bronce no le brindaría los beneficios del silver o plata, más para gustos, en este caso, los metales. La clave está en llamar y asesorarse con personas calificadas profesionalmente para brindarle una asesoría totalmente gratuita, sin compromisos. No se prejuicie pensando que quizás no podrá obtener la ayuda del gobierno. Siempre habrá una opción alternativa en caso de ser denegado, ya sea porque sus ingresos se quedan demasiado altos o porque sean demasiado bajos. Como digo siempre: es mejor tener seguro y no necesitarlo que llegar a necesitarlo y no tenerlo. Y si es gratis, a caballo regalado…

Mariela Valdivia: marielavaldivia6@gmail.com