Después de tres años y cinco meses de estar alejado de su familia en una cárcel militar, el régimen de Nicolás Maduro movió al opositor del régimen de Maduro, Leopoldo López a arresto domiciliario. Leopoldo fue injustamente encarcelado por protestar contra los abusos a los derechos humanos por parte de Maduro. Como él mismo dijo a través de su esposa Lilian, ahora está preso en su casa como lo está Venezuela. Maduro usó la “liberación” de Leopoldo para distraer al pueblo de la farsa de su Asamblea Nacional Constituyente, que tiene el propósito de quitarle poder a la Asamblea Nacional que de verdad fue elegida por el pueblo.

Maduro quiso distraer esta semana que se cumplieron 100 días desde que el pueblo salió a las calles a protestar en contra de su régimen. Pero también se marcaron 100 días de violencia; con 1,400 heridos, más de 3,600 detenidos, y más de 100 asesinados por el régimen. Muchos de ellos jóvenes, con toda una vida por delante y que solo querían ver a su país libre de la represión. El pueblo sigue saliendo todas las mañanas porque sufren la grave situación humanitaria en la que esta Venezuela. La falta de medicinas y alimentos hace que los venezolanos se vean obligados a tomar las medidas necesarias para proveer a sus familias. Sus niños se mueren de infecciones simples de curar con medicina que ya no se encuentra en Venezuela.

La comunidad internacional tiene que abrir los ojos a lo que está pasando en Venezuela. La OEA tiene que seguir con sus esfuerzos y tomar acciones más fuertes; los países que votaron a favor del régimen deben de rectificar y hacer lo correcto. En nuestro país tenemos que seguir agregando nombres a la lista de sancionados como violadores de los derechos humanos de civiles inocentes, como los oficiales del régimen que roban alimentos y los venden para enriquecerse, como los jueces que cometen actos contra la democracia y la ley, y como los oficiales que torturan prisioneros en las cárceles. Tenemos que mandar un mensaje claro y fuerte de que Estados Unidos está a favor del pueblo que lucha por la democracia y libertad total de Venezuela.

Este domingo 16 de julio los venezolanos tendrán la oportunidad de votar en contra de una propuesta Constituyente proporcionada por el régimen de Maduro y sobre la realización de elecciones libres y transparentes. Todos seguiremos apoyando al pueblo venezolano y tenemos que enviar un mensaje claro y fuerte de que Estados Unidos está a favor del pueblo que lucha por la democracia y libertad total de Venezuela.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuáles creen que deben ser las prioridades para el nuevo alcalde de la ciudad de Miami?

Transporte
Seguridad
Vivienda asequible
Infraestructura para enfrentar inundaciones
Control de la construcción
ver resultados

Las Más Leídas