Un error importante de los jóvenes es no pensar en el futuro. El panorama mundial en lo que se refiere a las prestaciones de retiro ha cambiado considerablemente en los últimos años, y la responsabilidad de nuestros años de retiro recae cada vez más en las personas y no en los sistemas de seguridad social tradicional.

En el futuro, un retiro en buenas condiciones significará menos problemas no sólo para ti, sino para toda tu familia. La previsión de hoy equivaldrá a la tranquilidad de mañana. Pero ¿cómo comenzar a planear tu retiro? ¿Por qué vale la pena hacerlo durante tus años más productivos?

Si cuentas con un empleo formal, es importante que te informes sobre las prestaciones relacionadas con el retiro que tienes. En muchas ocasiones tu fondo de ahorro para el retiro puede ser invertido de manera diversificada, y tu dinero crecerá mucho más que si lo dejas en una sola cuenta de ahorros. Cada situación es diferente y en las oficinas de Recursos Humanos de tu trabajo pueden darte más información acerca de tus opciones.

Si no cuentas con un trabajo formal, es sumamente importante que comiences a considerar de qué manera vas a solventar tu vida cuando ya no puedas o no quieras seguir trabajando. Así evitarás ser una carga para otros y podrás disfrutar de tus años de madurez sin preocuparte por el dinero. Por supuesto, no se trata de una tarea sencilla, pero es importante que separes una parte de tus ingresos y la destines únicamente a tu fondo para el retiro.

Muchas familias cometen el error de pensar primero en la educación universitaria de los niños y las niñas. Aunque se trata de algo sumamente importante, debes considerar que un préstamo para la educación puede ser fácil de conseguir, mientras que un préstamo cualquiera es mucho más difícil de obtener si estás en edad de retirarte. Por eso, el dinero que ahorres para tu retiro debe ser primero.

Para crear un plan de ahorro para el retiro, es conveniente buscar asesoría financiera y explorar todas tus opciones de inversión a largo plazo. Rodéate de expertos y decide junto con tu familia cuál será la mejor manera de asegurar que tus gastos durante la vejez estén cubiertos. Un detalle muy importante puede ser comenzar a pagar un seguro de gastos médicos desde ahora, ya que posteriormente será más difícil de conseguir y los beneficios por antigüedad suelen ser importantes.

Recuerda que tu retiro es una responsabilidad que debes asumir desde hoy.

Autora del libro: La familia y el dinero hecho fácil.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuáles creen que deben ser las prioridades para el nuevo alcalde de la ciudad de Miami?

Transporte
Seguridad
Vivienda asequible
Infraestructura para enfrentar inundaciones
Control de la construcción
ver resultados

Las Más Leídas