Perfil

Ana Remos

26 marzo 2017 Sociales

Toby Ansin: fundadora del Miami City Ballet y pilar de la historia de Miami

Nadie mejor para protagonizar mi última columna de marzo, mes de la mujer en este país, que Toby Ansin, fundadora del Miami City Ballet (MCB) y parte esencial de la historia de nuestra ciudad. Al revisar las fotos adjuntas de la trigésimo primera (31) gala que el MCB celebró recientemente, recordé los comienzos de la compañía en nuestra ciudad, sus primeros eventos – de las veladas más glamorosas y elegantes desde el principio - y todas las reseñas y artículos que fui sacando a lo largo de los años con el orgullo de sentirme, como cada uno de los miamenses, parte de este maravilloso proyecto creado entre todos, con nuestras donaciones y aportes, gracias a la visión e iniciativa de una mujer tan maravillosa como Toby. Para quienes aún no la conocen, Toby Lerner (su apellido de soltera) nació en Boston en 1941. A los seis años comenzó a tomar clases de ballet. Le bastó poner su mano sobre la barra por primera vez para descubrir lo que sería a partir de entonces su gran pasión, una pasión que la ha acompañado siempre pese a que su vida tomaría otros derroteros. A los 14 años se dio cuenta de que carecía del talento y de la técnica para convertirse en bailarina profesional, así que conservó su gran pasión y mantuvo las seis clases semanales de ballet, sabiendo que éste sería un hobby con un lugar de preferencia en su corazón, pero que debía dedicarse a otra cosa. Estudió Historia y Política en el Wellesley College de Massachusetts hasta que en 1961 conoció a Ed Ansin, dueño de Sunbeam Televisión (con tres canales de televisión en los Estados Unidos) y de Sunbeam Properties, se casó con él y se mudó a Miami. Aquí nacieron los tres hijos de la pareja –Andrew, James y Stephanie- y terminó su carrera, graduándose en 1963 cum laude de Historia Americana de la Universidad de Miami. Además, Toby se involucró de lleno en la comunidad artística de nuestra ciudad e integró las Juntas Directivas de muchas de nuestras principales organizaciones culturales, siempre con el sueño de crear una compañía de ballet digna para Miami. En mayo de 1985 le presentaron a Edward Villella, estrella del New York City Ballet y uno de los mejores bailarines del país, para hablar del tema. Con $7,000 recaudados entre ella y seis de sus amistades, en septiembre de ese mismo año creó el MCB y su junta directiva, y se contrató a Villela como su director artístico. Toby ha sido desde entonces el "hada madrina" y el corazón del MCB. Consciente de la fuerza de la pujante comunidad hispana de nuestra ciudad, comenzó a estudiar español y baile flamenco, fue clave en la contratación de algunos de los primeros bailarines hispanos del MCB e incluso cumplió otro de sus sueños al celebrar su fiesta de Quinceañera, a la usanza hispana, con una gran fiesta flamenca (el dress code fue vestidos de sevillana) en el restaurante The Forge cuando el ballet cumplió sus 15 años. Voló a Mónaco y convenció a la princesa Carolina de ser la chair de una gala del MCB; trajo a Paloma San Basilio a cantar durante otra presentación del ballet, y llevó a la compañía a uno de los mejores momentos de su historia, tanto a nivel profesional como comunitario. La misión actual de Toby es captar amigos y patrocinadores del MCB, además de varias sorpresas que se guarda en la manga