MIAMI.- Tras casi tres meses de espera, la Policía de Hollywood, al norte de Miami, concluyó que la muerte de un fiscal federal, cuyo cuerpo inerte fue hallado en la playa el pasado mes de mayo, fue causada por un acto de suicidio.

Acorde al informe oficial, James Beranton Whisenant Jr., miembro de la fiscalía federal de Miami, murió tras propinarse un disparo en la cabeza. El cuerpo del joven fiscal de 37 años fue encontrado al borde del agua, cerca del parque Keating, a la altura de la calle Magnolia Terrace, en la playa de Hollywood.

De hecho, la autoridad policiaca municipal, así como la fiscalía federal y la oficina forense, mantuvieron en secreto la investigación desde el pasado el pasado 24 de mayo, cuando el cadáver fue descubierto a la intemperie.

Hollywood Beach
Vista parcial del lugar donde se encntró el cadáver de James Beranton Whisenant Jr.
Vista parcial del lugar donde se encntró el cadáver de James Beranton Whisenant Jr.

“La fiscalía federal siente mucho esta pérdida. Fue un magnífico abogado y gran colega”, señaló la oficina regional en Miami a través de un comunicado. “No echaremos mucho de menos. Acompañamos a sus amigos y familiares con nuestros pensamientos y oraciones”, resaltó.

Whisenant estudió leyes y se graduó en University of Florida en 2004. Trabajó para un bufete privado por 10 años y el pasado mes de enero fue reclutado por la fiscalía federal para trabajar en Miami.

Le sobreviven su esposa y tres pequeños hijos.

 

Deja tu comentario