Hace apenas once meses el Sr. Donald Trump entró en la candidatura para la presidencia de los Estados Unidos. Muchos se reían, otros políticos lo denigraban con burlas y ataques personales. Mientras, la silente mayoría lo apoyaba por su cándida forma de expresarse, quizás ofensiva para algunos rinocerontes de la política que han hecho del tema “political correctness” un término para justificar sus cabildeos y ventas de influencias.

Ahora después de 16 derrotas a excelentes candidatos republicanos como Marco Rubio, Jeb Bush y Ted Cruz, Donald Trump es el invicto de la política republicana, y tiene al mundo -especialmente a sus rivales políticos- preocupados de que se les acabe la música y retórica de siempre.

Una posible candidata en contra del Sr. Trump podría ser la Sra. Hillary Clinton. Ya Hillary ha dicho que Bill Clinton estará al frente de la economía. Es como si fuera más de lo mismo.

La lista de los caídos con los Clinton es tan larga como la de los hermanos Castro. Para comenzar, el Almirante Jeremy Boorda, jefe de operaciones navales, cometió suicidio. Ron Brown, exsecretario de Comercio, falleció en lo que se consideró un accidente aéreo. Era el presidente del partido demócrata. Otro en la lista de los caídos fue James Bunch, quien se alegaba tenía un “librito negro” de los Clinton. Vince Foster, socio de los Clinton en el escándalo “WhiteWater”, se alega se suicidó también. Pero eso no es todo, se añaden a la lista, Eric Butera, un informante que tenía datos confidenciales sobre la muerte de Ms. Mary Mahone en la Casa Blanca; Caetano Carani, otro testigo que muere antes de testificar sobre un tiroteo en la Casa Blanca; Berta Cáceres, activista de derechos humanos, quien responsabilizaba a Hillary Cinton por el golpe de estado al presidente Manuel Zelaya, democráticamente electo. Por otra parte, Suzanne Coleman, de quien se alegó que tuvo otra relación extra marital con Bill Clinton, fallece en estado de gestación.  Fuentes de buena tinta sospechaban que el hijo podría ser de Bill.

La increíble lista continúa con L. J. Davis, periodista que investigaba los escándalos de los Clinton. Por su parte Mary 'Caity' Mahoney, fue una interna de Bill Clinton en la Casa Blanca asesinada antes de testificar sobre posible acoso sexual en la Mansión Ejecutiva. Otros colegas de Mahoney fueron ejecutados en un cuarto aparte en el Starbucks café. La lista es larga. Estos no son todos los caídos; al igual que los Castro la lista es larga y espeluznante.

También por la parte demócrata, tenemos al socialista Bernie Sanders, el cual le ha ganado 21 estados a la “reina” del partido demócrata. Un socialista de corazón que pretende regalarle al mundo las propiedades de otro, un Robin Hood de 74 años.

Las alternativas estas elecciones no parecen ser difíciles. La economía está destruida por los intercambios económicos llamados ”free trade”,  donde países come México ganan 58 billones de dólares, burlando el salario mínimo que hoy los socialistas quieren poner en $15.00 por hora. Por otro lado los chinos nos quitan 580 Billones en intercambio de comercio. Como país debemos más que nadie: 19 trillones de dólares… quien los tiene para pagar? La deuda del país con Obama ha incrementado aún más que en el contexto de la notoria guerra del Golfo, por la que no recibimos nada más que odio y ataques islámicos de terroristas. Esta situación surgió cuando Obama abandonó a Iraq.

El Sr. Donald Trump es la única alternativa hoy para resolver los temas de inmigración, defensa, economía, y respeto a la nación americana. Por ende, se vislumbra que próximamente se convertirá en Presidente de los Estados Unidos, y ejecutará un extraordinario desempeño como tal.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

 

Deja tu comentario