BUENOS AIRES.- Unos cinco ganadores del premio Nobel de Paz disertaron este jueves en Argentina sobre prácticas institucionales de calidad para abolir todas las formas de esclavitud contemporánea y garantizar el cumplimiento de derechos humanos, en una jornada organizada por la Fundación para la Democracia Internacional.

Rosario, en la provincia de Santa Fe (este), se convirtió desde este jueves y durante tres días en sede de la acción "VOYXLAPAZ", en la que se incluyen actividades donde participarán la guatemalteca Rigoberta Menchu, el expresidente de Costa Rica Oscar Arias Sanchez, la iraní Shirin Ebadi, el expresidente polaco Lech Walesa y el activista argentino Adolfo Pérez Esquivel.

"La paz no se regala, se construye, como la democracia. Soy un pesimista esperanzado. No creo en las sociedades perfectas, creo en las sociedades perfectibles y en la fuerza de los pueblos cuando son protagonistas de su propia historia", dijo el nobel argentino, según expresó la organización en una nota de prensa.

Por su parte, Walesa consideró que es importante "leer bien lo que el tiempo nos enseña y realizar el diagnóstico correcto", ya que no hay que olvidar que la democracia se compone de tres elementos, que a su juicio son las leyes y la constitución de cada país; el comportamiento de las sociedades cuando van a votar y la riqueza de las sociedades.

"Si se quiere mejorar la democracia, hay que entender cuál de estos aspectos hay que mejorar", remarcó.

A su turno, Mench? declaró que "la violencia es una industria" y tiene "rendimiento económico para ciertos sectores, como la guerra", por lo que la industria armamentista seguirá triunfando "en la medida que la población se deje amedrentar".

"La población tiene que luchar por sus derechos, sin pedir permiso. Nuestra misión ha sido romper el silencio, sobre todo en lo relativo a la corrupción, la violencia urbana y la esclavitud contemporánea", subrayó la guatemalteca, quien convocó a encontrar mecanismos legales para que la lucha contribuya a generar precedentes jurídicos.

"América Latina es uno de los continentes que más aumentó su gasto militar. Uno se pregunta quiénes son los enemigos cuando nuestros enemigos son el hambre y la desprotección del medio ambiente, por ejemplo", indicó Arias Sánchez.

La iraní Shirin Ebadi, una de las primeras mujeres en ser juez en Irán, exiliada luego de la revolución islámica, denunció que "el auge de las guerras se debe a que cada vez existen más clientes que compran armas".

"A las guerras y el terrorismo como principales causas de muerte, ahora se suma el hambre", añadió.

El presidente de la Fundación para la Democracia Internacional, Guillermo Whpei, dijo que la invitación de estos personajes surge de la necesidad de generar "un punto de partida en esta construcción de paz" en Argentina.

Sumado a los deseos de Whpei a nivel local, la idea de este evento encuentra su origen en una instancia internacional, la 16ª Cumbre de Premios Nobel de Paz que se realizó en Bogotá, donde la Fundación para la Democracia Internacional había sido invitada.

En este sentido, cuando a Whpei se le preguntó por la paz a nivel global expresó que su sueño es continuar participando en eventos de estas características para vivir en "una ciudad, una región y un mundo menos violento".

Además de los ganadores del Nobel, participaron del evento distintas personalidades de la música, el deporte, la cultura y la educación, que también fueron exponentes en distintas charlas, todas con un mismo mensaje: el trabajo por la paz "comienza con una decisión individual" y sus resultados se traducen en mejoras colectivas.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario