Por Roberta Stabile

Sin embargo, esta situación se puede evitar o al menos atenuar si se toman las precauciones necesarias con antelación. En entregas pasadas, hemos recomendado la creación de un fondo de ahorro destinado para los estudios y que siga un presupuesto mensual de modo que esta misión pueda ser posible. Ahora le diremos las formas en las que puede gestionar este plan de ahorro.

Hay que tomar en cuenta de que mientras más temprano se inicie con esta operación, pues menor será la cantidad destinada mes a mes y por lo tanto será más fácil la contribución de los aportes.

Otra de las ventajas de esta estrategia está representada por dos vertientes: primero se puede adquirir más recursos con los intereses que pudiera generar en una cuenta de ahorros este dinero y la otra, que es la más atractiva: evitar la deuda.

Si no es muy organizado con sus tareas financieras, lo mejor es apegarse a las bondades de la banca on line para que las transferencias a la cuenta de ahorros se hagan de forma automática, así no habrá excusas.

Finalmente, si su hijo no accedió a las becas o a las ayudas del Gobierno para este gran paso, puede considerar la opción de que, al llegar a la edad adulta, su hijo puede trabajar y estudiar, de esta forma colaborar con la financiación de su carrera conjuntamente con su plan de ahorro.

Para saber más visita Negocia en Miami.

Deja tu comentario: