SEÚL.- El heredero y presidente de facto de Samsung, Lee Jae Yong, fue arrestado en vinculación con el escándalo de corrupción que involucra a la presidenta de Corea del Sur, Park Geun Hye, informó este viernes la agencia de noticias Yonhap.

En enero, un tribunal había rechazado un pedido de detención contra el empresario, con el argumento de que no era necesario. Pero los fiscales reiteraron la solicitud el martes pasado, agregando nuevos cargos contra Lee.

"Se reconoce la necesidad de arrestar a Lee al considerar los nuevos cargos y la evidencia adicional recolectada", dijo ahora la Corte.

Aunque oficialmente el presidente de Samsung es el padre de Lee, Lee Kung Hee, debido a problemas de salud de este su hijo se hizo cargo de la empresa en los últimos años.

Lee podría ser acusado de corrupción, desfalco y perjurio. Además se le acusa de haber ocultado ganancias conseguidas de forma ilítica. El empresario de 48 años fue enviado a prisión provisional, según informaron los medios surcoreanos.

A Samsung se la acusa de haber donado unos 43.000 millones de won (36,3 millones de dólares/35,2 millones de euros) con el consentimiento de Lee a diversas fundaciones sin fines de lucro operadas por Choi Soon Sil, cercana a la presidenta, a cambio del apoyo político a una fusión empresarial controvertida.

Samsung rechaza las acusaciones de corrupción. "Haremos lo posible para asegurarnos de que la verdad sea revelada en los futuros procedimientos judiciales", dijo la compañía a través de un comunicado.

El involucramiento de la principal compañía de Corea del Sur en el escándalo de corrupción en torno a la presidenta podría tener todavía ramificaciones de mayor alcance.

La detención de Lee puede afectar todavía más a la mandataria, a la que la Fiscalía acusa de colaboración, algo que ella niega.

Park es sospechosa de haber presionado de forma directa o indirecta al en el Servicio Nacional de Pensiones para que se autorizase la fusión de dos filiales de Samsung participadas por el fondo de pensiones. Según los medios, se trataría de la absorción de la constructora Samsung C&T por parte de otra filial de Samsung, Cheil Industries.

La presidenta, que fue destituida por la Asamblea Nacional en diciembre, está a la espera de la decisión de la Corte Constitucional que determinará si continúa o no en el cargo.

En cuanto a Choi, conocida ya como la "Rasputina coreana", se encuentra en prisión provisional, acusada de haberse enriquecido mediante donaciones de empresas obtenidas gracias a su cercana relación con la presidenta.

El grupo Samsung está considerado como principal patrocinador de dos fundaciones controladas por Choi, Mir y K-Sports. Además, según la prensa, en 2015 habría suscrito un contrato de 22.000 millones de won con una empresa creada por Choi en Alemania con el pretexto de impulsar la equitación.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuál cree que será el principal resultado de las protestas en las calles impulsadas por la oposición venezolana?

Aumento de la represión sin logros en lo político
Adelanto de elecciones generales
Renuncia de Nicolás Maduro
Convocatoria de elecciones de gobernadores
ver resultados

Las Más Leídas