La digitalización está convirtiendo en superfluos cada vez más trabajos, afirman muchos. ¿Vale esto también para los guías turísticos? Cada vez hay más audioguías para el smartphone en las que una voz informa de los datos fundamentales de los edificios históricos y los monumentos.

La mayor ventaja de las audiogías es que el turista ya no depende del grupo, sino que puede organizar su viaje en solitario y de forma flexible.

En los museos es un sistema que funciona desde hace mucho, hay audioguías que ofrecen explicaciones sobre los objetos expuestos, señala Dieter Brinkmann, profesor en la Escuela Superio de Bremen. El visitante pulsa el número que aparece debajo de la pieza y obtiene las explicaciones pertinentes.

Fuera del museo hay audioguías para el smartphone. "Normalmente ofrecen un recorrido y los lugares en los que detenerse", dice Brinkmann. Es un modelo similar a un tour clásico con un guía, en las más nuevas incluso el sistema diseña un viaje individualizado.

Muchas funcionan con GPS, y cuando el visitante pasa por delante de un determinado edificio, automáticamente la audioguía le ofrece las informaciones importantes. El recorrido se graba en el smartphone y puede volver a reproducirse cuando haga falta.

"Ni siquiera es necesario tener el celular en la mano o estar apretando botones", explica Marco Neises, fundador de la empresa Lauschtour, que produce audioguías. De ese modo, el smartphone queda en segundo plano y no molesta.

Normalmente las audioguías son bastante más baratas que un tour con guía. Existen asociaciones turísticas que ofrecen audioguías gratuitas, aunque la calidad varía mucho entre unas y otras.

No hay una única plataforma. Las empresas turísticas suelen ofrecer sus app y guías en su web y las promocionan con carteles o volantes en los lugares de interés.

Pese a todo, las audioguías no sustituyen del todo al clásico tour guiado. "La transmisión de conocimientos requiere un contacto", señala Markus Müller-Tenckhoff, presidente de la Asociación de Guías Turísticos de Berlín. Él mismo trabaja como guía y cree que el contacto personal permite absorber mucha más información. "Podemos responder preguntas y adaptarnos al tipo de grupo".

Con las audioguías también falta el hecho de compartir el viaje con otros. "Uno permanece en general solo", señala Müller-Tenckhoff.

Las audioguías seguirán ampliando su presencia en el turismo y en su desarrollo cada vez se dará más importancia a la interacción. Es de imaginar que se creen funciones similares a las del asistente por voz Siri de Apple, al que el viajero le pueda preguntar: ¿Qué iglesia es esta de aquí delante? Y que el programa registre las coordinadas GPS y responda.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuál será la principal consecuencia luego de los resultados de las elecciones en Venezuela, señaladas de fraude?

El régimen de Maduro quedará más deslegitimado
Se afianzará el régimen de Maduro y se debilitará la oposición
ver resultados

Las Más Leídas