MENLO PARK.- Facebook reconoció por primera vez que sus cuentas fueron utilizadas durante la campaña electoral estadounidense para ejercer una influencia ilegal por parte de Rusia sobre los votantes, principalmente para reforzar la división en la sociedad.

La red social detectó 470 cuentas falsas "probablemente" operadas desde Rusia que se gastaron alrededor de 100.000 dólares (unos 84.000 euros) en contratar anuncios políticos en los últimos dos años para inmiscuirse en la política interna estadounidense.

El descubrimiento se hizo tras un análisis en profundidad sobre la injerencia rusa en las pasadas elecciones de noviembre, señala Facebook en una entrada de blog publicada el miércoles (local).

Los 470 perfiles publicaron entre junio de 2015 y mayo de 2017 unos 3.000 anuncios. "Nuestro análisis concluyó que esas cuentas y páginas estaban vinculadas entre sí y eran administradas desde Rusia", explicó el jefe de seguridad de Facebook, Alex Stamos.

En una gran mayoría de ellas no se mencionaban las elecciones o los candidatos en sí, pero buscaban profundizar la división en temas polémicos como las tensiones entre etnias, la inmigración o la posesión de armas.

Aproximadamente un cuarto de los anuncios fueron colocados con intencionalidad en ciertas regiones. Desde cuentas creadas en ruso con direcciones IP estadounidenses se colgaron 2.200 anuncios con potencial contenido político por unos 50.000 dólares. Facebook aseguró haber informado a las autoridades sobre sus hallazgos.

La red social aclara asimismo que no ha registrado una actividad semejante de cara a las elecciones en Alemania el 24 de septiembre, donde también habían surgido temores de una posible manipulación.

En abril Facebook ya había reconocido que la red social había sido utilizada para ejercer influencia política, pero ahora hace hincapié en la procedencia rusa de los responsables.

El investigador especial estadounidense Robert Mueller se encuentra analizando en la actualidad la posible intervención de Moscú en las elecciones presidenciales del año pasado. La influencia extranjera en los comicios está prohibida en Estados Unidos, por lo que solamente por este hecho Facebook está obligada a informar a las autoridades de los ingresos que haya obtenido con cuentas sospechosas. Los medios aseguran que la red social puso al día a los miembros de las comisiones de investigación en la Cámara de Representantes y el Senado.

No se informó de en qué regiones y a qué grupos de población fueron dirigidos los anuncios o si la campaña fue más allá de estas 470 cuentas. Los perfiles ya han sido cerrados, indicó Facebook.

La red social fue acusada de haber hecho muy poco durante la campaña para frenar la presunta manipulación de la opinión pública mediante noticias falsas y propaganda. El fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, negó sin embargo que estos mensajes hayan influido en el resultado electoral. Desde entonces la empresa reforzó sus controles sobre las noticias falsas y la influencia a través de cuentas falsas.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario