Google implantará nuevas medidas contra redireccionamientos no deseados en su navegador web Chrome
La empresa estadounidense ha explicado en una entrada en su blog oficial que "uno de cada cinco" informes de 'feedback' de usuarios de Chrome en ordenadores de sobremesa mencionan que se han encontrado en algún momento con contenido no deseado

MADRID.- Google ha anunciado tres nuevas características que incorporarán próximas versiones de su navegador de Internet Chrome, con las que la compañía pretende proteger a los usuarios frente a conductas no deseadas en la Red. Así, este 'software' frenará redireccionamientos a sitios web de terceros, impedirá que se abran nuevas ventanas o pestañas, y evitará la aparición de elementos engañosos que conduzcan a páginas no deseadas.

La empresa estadounidense ha explicado en una entrada en su blog oficial que "uno de cada cinco" informes de 'feedback' de usuarios de Chrome en ordenadores de sobremesa mencionan que se han encontrado en algún momento con contenido no deseado. Así, Google ha anunciado la implantación de tres nuevos mecanismos para proteger a los usuarios del navegador frente a "conductas no deseadas en Internet", que complementarán la labor que ya ejercen su bloqueador de ventanas emergentes y su protección contra reproducciones automáticas.

La versión 64 de Google Chrome incorporará un sistema que convertirá en un 'pop up' informativo todas las redirecciones inesperadas que ocurran en una página como consecuencia de contenidos de terceras partes, en lugar de llevar al usuario directamente a la nueva página. La compañía ha indicado que de esta forma se mantendrá a los usuarios "en la página que estaban viendo", evitando este comportamiento indeseado.

El navegador web de Google también detectará "en el futuro" aquellos casos en los que cuando el usuario hace clic en un enlace, es llevado a la página deseada en una nueva pestaña, mientras la ventana principal conduce a una página diferente y no solicitada. Según ha explicado la empresa de Mountain View, este es el mecanismo que utilizan los desarrolladores con malas intenciones para "burlar" el bloqueador de páginas emergentes de Chrome. Las próximas versiones del navegador evitarán que la pestaña principal dirija al usuario a otra página, ha avanzado Google.

La tercera medida será implementada a "principios de enero", y tiene como objetivo poner fin a las "experiencias abusivas" que redirigen a los usuarios a destinos web no deseados pero son "difíciles de detectar de forma automática". Estas incluyen acciones como enlaces a webs de terceros "disfrazados de botones de reproducción o capas transparentes" que capturan todos los clics y abren nuevas ventanas o pestañas. Google ha confirmado que el bloqueador de ventanas emergentes de Chrome evitará que los sitios se vean "afectados por este tipo de experiencias abusivas", impidiendo que se abran nuevas ventanas o pestañas de forma indeseada.

La compañía estadounidense prevé que en su conjunto estas tres protecciones van a "mejorar en gran medida" las experiencias de las personas cuando naveguen por la web.