La feria de electrónica y videojuegos Gamescom se pone seria este año, con más expositores, superficie, eventos, política y reglas más estrictas de indumentaria. Los números clave de la actual edición son 900 participantes de 50 países, visitantes de 100 naciones y más de 200.000 metros cuadrados de exposición.

El encuentro se celebrará entre el 22 y el 26 de agosto en la ciudad de Colonia, y será inaugurado por la canciller Angela Merkel en pleno año electoral -habrá comicios generales en Alemania en septiembre-.

El país invitado a esta mezcla de feria y evento cultural es este año Canadá, un peso pesado entre los desarrolladores y a la vanguardia en lo que respecta a fomentar los videojuegos. A los visitantes, que en 2016 fueron 345.000, les esperan nuevos juegos para PC, consolas y dispositivos móviles.

Después de que muchas novedades hayan sido anunciadas ya en junio en la E3 de Los Angeles, habrá algunas que se puedan probar por primera vez en Colonia, entre ellas, por ejemplo, "Pro Evolution Soccer 2018", de Konami, y el nuevo "Fifa 18", de Electronic Arts, "Destiny 2" (Bungie), "Tropico 6" (Kalypso) o "Star Wars Battlefront 2" (DICE/Electronic Arts). Microsoft trae los primeros ejemplares de su nueva consola Xbox One X.

Otra de las novedades de este año es que la Gamescom comienza un día antes, el 22, y el primer día abierto a todo el público será el 23. A su vez, la duración de la feria es hasta el sábado en vez del domingo, de modo de darle mayor relevancia al Gamescom Cityfestival en el centro de Colonia.

Este festival se extiende de viernes a domingo (25-27/8) e incluye conciertos y eventos en varios escenarios.

El contenido político estará concentrado el 23 de agosto, con una charla de diversos representantes de los partidos sobre actualidad, temas digitales y juegos. Los participantes se someterán a las preguntas del auditorio en un acto moderado por varios youtubers.

Cada vez más importante será además el espacio para el eSport o deporte electrónico, es decir, los campeonatos individuales o en equipos de videojuegos. Además de los actos centrales habrá muchos eventos en la zona de entretenimiento y en los stands de las empresas desarrolladoras, informó la feria.

Pero tan importante como los juegos es darse un paseo. Para Felix Falk, de la Asociación Federal de Software de Entretenimiento Interactivo (BIU), la Gamescom no es tanto una exposición de novedades como una oportunidad de encuentro entre los "gamers" para intercambiar experiencias y conocerse.

Así, además de los pabellones llenos y ruidosos hay más cosas en el programa, por ejemplo en el Pabellón 10.2, en el llamado Cosplay Village. Aquí se pueden encontrar los fans de los personajes de videojuegos y cómics y hablar sobre sus disfraces y accesorios o posar para fotos.

También hay un concurso para el mejor disfraz, aunque este año las reglas son un poco más estrictas. Las armas reales y algunas reproducciones están prohibidas, así como algunos demasiado recargados o las máscaras que cubran todo el rostro.

Desde el pabellón 10.1 emitirán como ya es tradición diversos famosos para completar el programa de las redes sociales. Aquí tendrá lugar el jueves 24 la entrega de premios y también se organiza el campeonato de Case Mod Alemán, en el que los participantes modifican las computadoras para crear versiones en algunos casos espectaculares.

El pabellón 10.2 estará más tranquilo, pues se aloja el espacio para familias, donde pueden estar padres con niños de hasta 12 años y probar ofertas deportivas o de consolas, explica el director de la Gamescom, Tim Endres.

Lo que este año no cambia son las medidas de seguridad, que como en ediciones anteriores serán estrictas. A la entrada habrá revisiones de los bolsos y del público en general, con las esperas habituales. Endres recomienda a los visitantes dejar bolsos y mochilas mejor en casa o en las taquillas.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario