Los fabricantes de aviones no tripulados centran su actividad en la creación de aplicaciones para diversos sectores industriales, tras descubrir importantes oportunidades de negocio, dice un estudio de la consultora PricewaterhouseCoopers.

El lucrativo viraje hacia el segmento de los seguros, la construcción y la agricultura, va en busca de los 127.000 millones de dólares en servicios laborales y empresariales que podrían ser reemplazados por el vuelo de estos aviones no tripulados en el año 2020, augura el informe.

En la próxima década la industria de drones civiles generará más de 82.000 millones de dólares para la economía de los Estados Unidos y podría aportar hasta 100.000 nuevos empleos".

Mientras que el negocio de los aviones no tripulados industriales goza de magnifica salud, los fabricantes drones de juguetes sufren la saturación del mercado de drones baratos fabricados en China y vendidos a precios irrisorios. La popular empresa DJI, productora del famoso Phanton 3, vende hoy los modelos que, a principio de año costaban 1.000 dólares, 300 dólares más baratos.

La caída de los precios y la demanda ha provocado que empresas como 3D Robotics, con sede en Berkeley, California, replanteen sus negocios de drones de juguetes para focalizarse en el sector industrial. La compañía se ha reestructurado y ahora fabrica un nuevo aparato equipado con una cámara especial, diseñado para empresas de construcción.

El capital riesgo también toma nota, el financiamiento para las compañías de aviones no tripulados bajó un 59% en el tercer trimestre del 2016, desde los 134 millones de dólares del año pasado hasta 55 millones de ahora, plantea una investigación de CB Insights.

Los drones de juguete eran un artículo altamente demandado por los consumidores la Navidad pasada. La Administración Federal de Aviación -que obligó a los usuarios a registrar sus aparatos- recibió más de 45.000 registros inmediatamente después de las fiestas. Pero ahora, los pilotos -mayoritariamente niños- parecen haberse cansado de la novedad.

Lo cierto es que los drones profesionales son cada vez más populares en los eventos públicos. Es habitual ver volar estos artefactos en los partidos de futbol, en los grandes recitales o en las bodas. Las preciosas imágenes que brindan, impensables hasta hace muy poco tiempo, ya forman parte de nuestra vida.

En actividades de salvamento, los drones profesionales, destacan por su efectividad en situaciones límites. Pueden llegar a sitios inaccesibles para un hombre o un helicóptero y salvar vidas.

También se utilizan en investigaciones arqueológicas y geológicas donde pueden entrar en los cráteres de los volcanes y tomar muestras para posterior estudio.

Los incendios forestales que tanto daño causan a la economía norteamericana pueden ser evitados por drones equipados con aparatos que colectan la información necesaria para anticiparse a la formación de un incendio.

Los drones fueron novedad en la guerra Irak, después de 11 de septiembre de 2001. Hoy día, constituyen una de las principales armas del ejército norteamericano que cuenta con más de 11.000 aparatos para utilizarlos en misiones de reconocimiento y de ataque.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que luego del exhorto de El Vaticano y del retiro de la oposición de la mesa de diálogo, el Gobierno venezolano cumplirá con los acuerdos?

Las Más Leídas