¿Android, iOS o Windows Phone? Quien se compra un smartphone tiene que elegir el modelo que desea pero también el sistema operativo, y no es una decisión menor, ya que una vez dentro es complicado cambiar a otro.

Las personas no sólo compran un nuevo teléfono sino todo un ecosistema con la tienda de aplicaciones y servicios añadidos. Un resumen de los tres principales:

ANDROID DE GOOGLE: Líder del mercado con muchas opciones

Android da a los usuarios muchas posibilidades, empezando por la selección del teléfono en sí. Desde los 80 a los más de 1.000 euros (similar en dólares) hay todo tipo de modelos y rendimiento, explica Hannes Czerulla, de la revista especializada "c't". Por menos de 200 euros, sin embargo, hay que conformarse con muchas limitaciones en cuanto a velocidad y funciones, advierte Andreas Seeger, de la revista "Connect".

Debido a que es el más usado en el mundo -según la firma de análisis de mercado IDC, el 87,6 por ciento de los smartphones activos tienen Android-, hay todo tipo de aplicaciones. Los servicios de Google como Gmail, la búqueda, Drive o Fotos están vinculados sin ningún problema. Pero los celulares Android también funcionan bien, incluso sin una cuenta de Google.

También hay gran variedad en las versiones del sistema operativo. Además de la estándar, los fabricantes suelen adaptar el aspecto y las funciones a sus propios aparatos. Estas diferencias causan a veces, sin embargo, problemas, comenta Andreas Seeger. Algunos fabricantes demoran mucho la llegada de las actualizaciones para el teléfono.

Google actualiza de manera regular las funciones y las medidas de seguridad, pero hay fabricantes que no lo hacen tan a menudo y otros que no lo hacen nunca.

Tras comprarse un Android, el cambio a otro más nuevo es trabajoso, advierte Andreas Seeger. No existe un programa de backup unitario y completo que transmita todos los datos de manera segura. Cada fabricante tiene sus propias soluciones.

IOS DE APPLE: Un jardín vallado

"iOS de Apple es muy bueno para los principiantes", señala Hannes Czerulla. La forma de manejar el menú es sencilla y no hay tantas opciones de configuración. Pero el precio para empezar a usarlo es alto: el más barato cuesta en torno a 480 euros y las opciones para elegir son pocas en comparación con Android.

A cambio, el software se va actualizando de forma constante. Hasta el momento, cada nuevo modelo recibía actualizaciones durante cuatro años. Los agujeros de seguridad se cierran así de manera rápida. "iOS es el sistema más seguro", opina Andreas Seeger. Eso sí, a cambio de ser más limitado.

Asimismo, con el programa de sincronización iTunes los usuarios guardan copias seguras del contenido de su teléfono. Quien se compre un nuevo iPhone puede trasladar sin dificultad todos los datos.

Lo difícil es darle la espalda algún día a iOS. Algunos fabricantes de Android ofrecen programas de transición, pero las grandes bibliotecas de fotos o de música pueden dar problemas. También es posible que algunas app no puedan trasladarse de sistema y tengan que volver a ser compradas.

WINDOWS PHONE DE MICROSOFT: Futuro incierto

"Windows Phone sigue ahí, pero no espero mucho más", comenta Andreas Seeger sobre el sistema de Microsoft que apenas tiene el 0,4 por ciento del mercado, según IDC. En realidad, nunca ha podido establecerse de forma amplia.

Uno de los motivos es que al principio no contaba con muchas aplicaciones populares, lo que hizo que pocos usuarios compraran teléfonos con Windows Phone. A su vez, eso provocó que muchos desarrolladores se abstuvieran de crear programas para este sistema, explica Andreas Seeger. Como consecuencia, en la actualidad tiene las app más populares como Facebook o Whatsapp, pero por lo general en versiones antiguas.

Además de la ausencia de programas o su falta de actualización, Hannes Czerulla alerta de la existencia de muchas app falsificadas. Pero pese a todo, este experto no recomienda abandonar por completo el sistema. "Quien quiera un teléfono solamente para hablar y para enviar mensajes puede comprarse uno con Windows 10", afirma. La forma sencilla de uso y la clara interfaz también hablan a favor de Windows Phone.

Si a usted no le preocupa el incierto futuro del sistema, puede conseguir por comparativamente menos dinero modelos con mucho rendimiento. Hay teléfonos a partir de unos 100 euros. Los modelos insignia presentados a principios de 2016 Lumia 950 y 950 XL cuestan respectivamente 300 y 380 euros.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que con la muerte de Fidel Castro, Cuba se abrirá hacia la democracia?

Las Más Leídas