CUPERTINO.- Apple no quiere dejar nada al azar en su nueva sede central en Cupertino, en el estado norteamericano de California, incluyendo la posibilidad de ofrecer a sus empleados en Apple Park una pizza lo más crocante posible.

Para el transporte de pizzas desde el restaurante a las oficinas del enorme edificio con forma redonda, el jefe del Apple Park Café, Francesco Longoni, desarrolló una caja especial y la hizo patentar, informa en la revista Wired Steven Levy, reportero en Silicon Valley.

La caja, de plástico duro, tiene agujeros en la tapa para que pueda salir el aire al exterior de una pizza recién hecha, de modo de que no se ablande durante el trayecto y quede chiclosa. En realidad fue diseñada hace años pero ahora se solicitó la patente.

La sede central de Apple en Cupertino está siendo ocupada progresivamente por los trabajadores. La construcción costó unos 5.000 millones de dólares y ha sido realizada con numerosos aportes de empresas extranjeras y nacionales.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario