Embed

CARACAS.- La determinación de decenas de caraqueños se volvió a mostrar en las calles este jueves, pese a las victimas fatales de las últimas horas y a la acción de los organismos de seguridad.

Por orden del Poder Ejecutivo se sigue impidiendo el avance opositor hacia la sede de la Defensoría del Pueblo, objetivo que se ha convertido en emblema para quienes adversan al gobierno de Nicolás Maduro.

La Guardia Nacional y la Policía Nacional Bolivariana volvieron a lanzar gases tóxicos, prohibidos en la Constitución de Venezuela, contra los manifestantes que atendieron el llamado a expresar su descontento contra la perpetración de un golpe de Estado Judicial, que trastocó el orden constitucional en Venezuela, según denuncia de la oposición.

La dirigencia política opositora insiste en enviar un mensaje a los mandos medios de la Fuerza Armada, para que no cumplan órdenes que impidan la manifestación pacífica.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario