Eso fue precisamente lo que pasó sobre la alfombra roja de la 17 edición de los Latin Grammy. JLo llegó a la gala de entrega de los premios, que se acaba de celebrar en Las Vegas, con un mono enterizo de Zuhair Murad, completamente pegado a la piel y transparente, que dejaba ver su impresionante figura.

Delicados encajes negros y brillantes le daban un halo de misterio y la estrella era capaz de unir dos de las tendencias más destacadas de la temporada, las transparencias y los encajes lenceros, con un resultado insuperable.

Escultural también apareció Roselyn Sanchez, de rojo y con un amplio escote que terminaba en una suerte de estola rodeando el cuello. Laura Pausini optó por el blanco y negro, con un espectacular vestido strapless de rayas con mucho volumen que le queda perfecto. Otras como Becky G. se pasaron de modernas. La cantante quiso ponerse todo: brillos, encajas, transparencias, escote, mini-falta y cola. Y el resultado no fue precisamente le mejor.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que con la muerte de Fidel Castro, Cuba se abrirá hacia la democracia?

Las Más Leídas