Embed

CARACAS.- Las principales vías de la capital venezolana se colmaron con miles de manifestantes opositores, una jornada en la que se reportó el asesinato de un joven de 17 años, por herida de bala al noroeste de Caracas, así como acción de los órganos de seguridad del Estado contra los manifestantes en varios puntos de la ciudad.

La que había sido anunciada como la “mamá de todas las marchas” se verificó con la asistencia masiva de los caraqueños, que intentaron en vano llegar a la sede de la Defensoría del Pueblo, ubicada en el municipio Libertador, territorio reclamado como un bastión por el chavismo.

Algunos dirigentes emblemáticos intentaron marchar desde puntos ubicados en Libertador y recibieron la mayor carga represiva. Al este de la capital, militares y policías lanzaron bombas lacrimógenas a los manifestantes, obligando a muchos a lanzarse a las aguas del Río Guaire, un afluente contaminado que atraviesa la ciudad.

Algunos focos de protestas se prolongaron hasta entrada la noche de este miércoles.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que las sanciones de EEUU a funcionarios venezolanos ayudan a solucionar la crisis en Venezuela?

Las Más Leídas