Con una economía desmantelada, una sociedad en su inmensa mayoría inconforme, un notorio crecimiento de ciudadanos que se definen como opositores y la probada incapacidad para responder a necesidades básicas, al designado gobernante cubano Miguel Díaz-Canel le tocó en días pasados anunciar a través de la televisión nacional que el país estaba completamente desabastecido de petróleo.

En sus dos comparecencias consecutivas, más por lo que omitió que por lo que dijo, analistas advirtieron que la gravedad de la crisis era mucho peor de lo que fue capaz de expresar el dirigente político.

Te puede interesar

Inmediatamente después de que Díaz-Canel se refiriera a lo que se avecinaba, aunque trató de simularlo con el calificativo de “situación coyuntural”, la desaparición casi total del transporte público, el recorte de las jornadas de trabajo y la disminución de los horarios de clases en las escuelas, fueron elementos suficientes para quedar advertidos de que el país afronta nuevamente una crisis tan severa como la que hubo de atravesar tras la desaparición del bloque de países socialistas de Europa del Este y con ello la pérdida del subsidio que durante 30 años había contribuido a sostener al régimen.

¿Crisis energética u “opción cero”?, con esta pregunta encabeza el reporte que acaba de emitir la Fundación para los Derechos Humanos en Cuba (FHRC), en el que explica que tal y como en los '90, el eufemísticamente llamado “período especial” concebía la “opción cero”, el “período especial dos”, como algunos le han identificado, también está configurado con una especie de “opción cero dos”.

Sin embargo, recuerda el informe, Díaz-Canel, al hablar por la TV, aseguró a los cubanos que no debían preocuparse por la falta de combustible, a pesar de que hasta las ambulancias en el país han dejado de utilizarse.

Un gobernante visiblemente atribulado y haciendo uso de chistes forzados aseguró que se trata de algo pasajero, y culpó al “bloqueo” de EEUU de toda la debacle.

dcanel110919.png
Miguel Díaz-Canel junto al periodista oficialista Randy Alonso en la

Miguel Díaz-Canel junto al periodista oficialista Randy Alonso en la 'Mesa Redonda'.

Actualmente Cuba produce unos 50.000 barriles diarios de petróleo, de los 130.000 que consume, pero el crudo cubano es muy pesado, difícil de procesar y es dedicado básicamente al funcionamiento de las termoeléctricas, recuerda el reporte.

Como si fuera poco, a la crisis de combustible que enfrenta la Mayor de las Antillas se une el reciente anuncio hecho por el banco suizo PostFinance, el pasado 1 de septiembre, sobre la cancelación de su canal de pago para operaciones en Cuba.

La noticia fue confirmada por la web oficialista Cubadebate que, en un artículo firmado por el director de ese medio, reconoce que con el cierre de estas operaciones el primer sector en Cuba que será impactado es el de equipos médicos y materias primas para producir medicamentos.

El mismo artículo de Cubadebate reconoce que la empresa MediCuba, definida como una ONG, desde hace muchos años mantenía una relación “solidaria” con la isla, que incluía el intercambio de conocimientos entre profesionales de la salud suizos y cubanos.

El mismo texto admite que los grandes bancos suizos habían cerrado sus operaciones con Cuba hace varios años, y PostFinance había estado ofreciendo la última oportunidad para las transferencias de dinero entre Suiza y isla.

cuba crisis 09132019 ap.jpg
La crisis de combustible en la isla ha vuelto más caótico el servicio de transporte en La Habana, Cuba.

La crisis de combustible en la isla ha vuelto más caótico el servicio de transporte en La Habana, Cuba.

En otras palabras, el cerco contra el régimen de La Habana es cada vez más cerrado teniendo en cuenta que aunque intentan ocultar el origen del caos, así llegue combustible al país, la crisis energética debe continuar por tiempo indefinido. Los motivos fundamentales están señalados en el informe de la Fundación para los Derechos Humanos: primero, porque Venezuela produce cada vez menos petróleo y segundo, porque el régimen cubano no tiene divisas para importar los 80.000 barriles diarios que requiere.

El reporte de FHRC igualmente hace notar que Díaz-Canel en sus intervenciones omitió la predicción de los expertos de que en unos pocos meses más, Venezuela posiblemente ya no podrá exportar petróleo. La producción apenas alcanzará para cubrir la demanda nacional de esa propia nación.

Mientras tanto, el panorama actual en la capital de Cuba es el de la escasez de transporte, las escuelas y centros de trabajo que funcionan a media jornada, la afectación aún mayor de la distribución de alimentos, apunta el reporte y añade que también se ha anunciado la paralización de las operaciones pesqueras, de la producción de pan, de la extracción de productos congelados de los frigoríficos, de la descarga de barcos y del traslado de suministros a los molinos de trigo para las panaderías.

Ese dramático cuadro se llama crisis, concluye en reporte de FHRC, no importa lo que diga la dictadura que intenta disfrazarlo de situación coyuntural.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la salida de las tropas de EEUU del norte se Siria?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas