Cinco exministros de Salud de Nicaragua enviaron una carta a la Organización Mundial de la Salud (OMS) y a su rama regional, la Organización Panamericana de la Salud (OPS), para avisar del "riesgo extremo" en el que se encuentra la población por la falta de acción del régimen de Daniel Ortega ante la pandemia de coronavirus.

La carta está firmada por los exministros de Salud Margarita M. Gurdián (2004-2007), Martha Derling McCoy Sánchez (1999-2000), Lombardo Martínez Cabezas (1997-1999), Dora María Téllez Arguello (1985-1990) y Lea Guido (1980-1985) y se dirige a los directores de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, y la OPS, Carissa Etienne.

Te puede interesar

"Nosotros, exministras y exministros de Salud de la República de Nicaragua, nos dirigimos a ustedes preocupados por lo que acontece en nuestro país, debido a la magnitud que está alcanzando la pandemia de COVID-19 y a su inminente agravamiento por la carencia de acciones del régimen", indicaron en la carta emitida a la OMS.

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus-coronavirus.jpg
El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus.

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Los firmantes acusan a Ortega de ignorar los llamados de la OMS y la OPS "poniendo en gravísimo riesgo la salud de la población en Nicaragua", a la que aseguran que ya está afectando "de manera exponencial", recordando que "Nicaragua es el segundo país más pobre del continente americano" y su sistema sanitario tiene una capacidad "limitada".

El régimen de Nicaragua "no solamente no ha impulsado debidamente las medidas básicas de distanciamiento físico y de higiene", sino que "ha promovido en los últimos dos meses actividades que implican aglomeración de personas, facilitando así las condiciones para un contagio masivo que puede redundar en elevadas pérdidas humanas", reprochan.

Además, denuncian que, "contrario a su mandato constitucional, el Ministerio de Salud no ha informado de forma veraz, objetiva y transparente a la población nicaragüense sobre la situación real de la pandemia". Los datos oficiales reconocen solamente 16 casos de coronavirus, incluidas cinco víctimas mortales.

Anciana Nicaragua-coronavirus.jpg
Una mujer mayor usa una mascarilla facial como medida preventiva contra la propagación del COVID-19 en Managua, el 16 de abril de 2020, un día después de que el dictador Daniel Ortega hablara de la pandemia de coronavirus y anunciara que no habría cuarentena o cese de la actividad económica  en el país.

Una mujer mayor usa una mascarilla facial como medida preventiva contra la propagación del COVID-19 en Managua, el 16 de abril de 2020, un día después de que el dictador Daniel Ortega hablara de la pandemia de coronavirus y anunciara que no habría cuarentena o cese de la actividad económica en el país.

Los exministros de Nicaragua expresan su especial preocupación por el personal sanitario "que está en primera línea de la atención a quienes enferman de COVID-19 y han estado trabajando sin la protección necesaria (...), siendo obligado, so pena de sanciones severas, a manipular información sanitaria para negar o disminuir artificialmente el número de casos y muertes".

"A la fecha, hay una considerable cantidad de profesionales contagiados en las unidades de salud, debilitando las condiciones para la atención a quienes la necesitan y hay personal despedido por sospechas de haber informado con transparencia a las familias", señalan.

"Grave riesgo" para la región

"En consecuencia", advierten en la misiva publicada por la prensa local, "la ciudadanía en Nicaragua se encuentra en situación de riesgo extremo" que supone además "un grave riesgo para la región centroamericana", que se mantiene como una de las menos afectadas de las Américas.

Los exministros recalcan que distintas voces, desde organizaciones de la sociedad civil a la Iglesia Católica, proponen medidas contra el coronavirus ante las que el régimen "ha puesto oídos sordos", por lo que "las dolorosas consecuencias de la actual situación --por omisión o comisión-- serán plena responsabilidad" de la dictadura.

"A pesar de contar con la asesoría de la OMS/OPS, se han negado a convocar a la ciudadanía y demás sectores para prevenir y dictar las medidas necesarias a fin de proteger a la población, han retardado la preparación del sistema de salud y no han proporcionado la protección adecuada y suficiente al personal de salud", reprochan.

En este contexto, solicitan "encarecidamente" a los directores de la OMS y de la OPS "tomar las providencias que estén a su alcance para disminuir el impacto de la pandemia del coronavirus en la población nicaragüense".

FUENTE: EUROPA PRESS

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Varias municipalidades de Miami-Dade comienzan a reabrir locales comerciales no esenciales como restaurantes, cafeterías, barberías, salones de belleza y tiendas minoristas, bajo estrictas medidas de sanidad. Usted, ¿qué piensa?

Es una decisión precipitada. Vamos a sufrir un rebrote de COVID-19.
Hay que abrir ya la economía y aprender a convivir con este virus.
La responsabilidad individual será lo que diga si reabrir está bien o no.
Hay que mejorar nuestro sistema inmunológico, esa es una defensa natural.
ver resultados

Las Más Leídas