@LuisLeonelLeon

llleon@diariolasamericas.com

Involucrar a los jóvenes en la realidad del momento; descifrar el lenguaje en que se le debe hablar a los cubanos para que el mensaje no les asuste y utilizar internet para internacionalizar el activismo social y cultural que tiene lugar en Cuba, son algunos de los retos definidos por los participantes en el panel Social Media in Cuba: A reality Check, que moderó el director de DIARIO LAS AMÉRICAS, Osmín Martínez, como parte de la segunda edición de la conferencia Cuba Internet Freedom, CIF 2017, convocada para Miami Ad School, en el distrito de arte de Wynwood.

La cita cuenta entre sus asistentes con cubanos residentes en la isla, quienes además de pronunciarse por tener acceso a la red de redes, sin ningún tipo de limitación o censura, también han narrado sus experiencias en lo difícil que resulta la conectividad en su país, así como los esfuerzos que realizan por amplificar la información entre los ciudadanos comunes.

Organizado por la Oficina de Transmisión a Cuba, OCB, que supervisa las emisoras Radio y TV Martí, a través de conferencias, conversatorios y paneles de debate, el evento se propone analizar las posibilidades ilimitadas que ofrece Internet en una sociedad libre y cómo esta herramienta de información y contactos pudiera desarrollar los intereses de organizaciones civiles y negocios privados, sobre todo de los llamados “emprendedores” en la Isla.

“Internet es una herramienta importante para la emancipación del pueblo cubano, que aún no es consciente de eso, el libre acceso a todo tipo de información, y desconoce su infinidad de posibilidades más allá de las redes sociales, que es lo que la mayoría usa. Por ello es muy valioso lo que están haciendo organizaciones independientes en la Isla a favor de un uso inteligente y adecuado de Internet”, dijo a DIARIO LAS AMÉRICAS el activista Erich Cedeño Velázquez, director de la Asociación Cubana Americana para el Liderazgo (ACAL), cuyo propósito es promover la creación y desarrollo de liderazgo en Cuba y desarrollar las relaciones entre la sociedad civil cubana y la sociedad civil estadunidense.

“Este evento da a conocer el trabajo que se está realizando en pro del acceso a Internet libre en Cuba dentro y fuera del país. Me siento complacido con los paneles y tal vez creo que deben invitarse a más activistas de la sociedad civil cubana para que compartan su experiencia, que como todo el trabajo de la oposición, es seguido y obstaculizado por el Gobierno, lo mismo con imposibilidad de movimiento que presionando en las unidades de la policía a los activistas, quitándole sus bienes personales valiéndose de las muchas artimañas y también privando de la libertad a nuestros compañeros”, denunció.

“Lo más importante de esta segunda edición de CIF es que se ha diversificado y vemos más representantes de la auténtica sociedad civil cubana. No esa sociedad civil entrecomillada, delirante, que ha creado el régimen”, destacó el periodista independiente Iván Acosta.

“Vemos emprendedores privados, desarrolladores de softwares, programadores, dueños de pequeños negocios gastronómicos, de paladares, como le llamamos en Cuba. Y eso le da un matiz diferente. Hemos creído que sólo el activismo político puede traer la democracia a Cuba y desde los pequeños negocios, que ya tienen otras inquietudes, que buscan otros espacios, podemos de una forma mancomunada tener la Cuba diferente, plural y diversa a la que aspiramos”, manifestó el periodista quien reporta desde la Isla para DIARIO LAS AMÉRICAS.

“Además de potenciar el acceso a la Internet en Cuba, es vital que se potencie la idea de que Internet es sólo una herramienta y que lo más importante, en libertad o en dictadura, siempre será el uso que se le dé, o en manos de quién esté. No podemos obviar que no hay grupo terrorista o de narcotraficantes que no tenga una página web”, dijo a DLA el escritor y periodista de Radio y TV Martí Armando de Armas, invitado al evento, quien agregó:

“En el caso de Cuba habría que decir que lo primordial es obtener la libertad luego de sacar del poder a la vetusta dictadura y con ello, obviamente, vendría no sólo el acceso libre a las redes digitales sino sobre todo a los derechos de los que goza el mundo occidental y que hace 60 años siguen conculcados en la Isla. El acceso a Internet es uno más”.

“El acceso a Internet es demasiado caro para la gente, y ojo que hablamos de un Internet que no es libre sino censurado y que la mayoría de las personas lo usan, desde los puntos públicos de Wifi, para conversar desde sus teléfonos con sus familiares que viven fuera del país, y esos familiares, según su nivel de información, entonces les hacen llegar a esos cubanos alguna de la información que ellos manejan. Es una telaraña bien complicada. Nunca podemos olvidar que hablamos de una dictadura”, puntualizó la opositora Ailer González, del grupo Estado de Sats y el Foro por los Derechos y Libertades, quien añadió:

“El problema fundamental en Cuba no es el acceso a Internet sino el castrismo que es el que prohíbe el libre acceso. Hay que trabajar primero en las calles para que la gente pierda el miedo y se exprese, buscar la libertad, y para ello es necesario tumbar el castrismo. Esa es la primera batalla”.

La Junta de Gobernadores de Broadcasting (BBG) encargó a la firma Bendixen & Amandi realizar una encuesta con mayores de 18 años en Cuba, para medir las tendencias en el uso de medios y el impacto de los medios internacionales, en particular el servicio de Radio y TV Martí. La encuesta se realizó en febrero y marzo de 2017 entre una muestra probabilística de 1,478, representativa de 8,9 millones de adultos en la Isla.

Un alto porcentaje de cubanos informa que usan televisión para recibir noticias e información semanalmente y, como era de esperar, pocos obtienen acceso por satélite (3%) o por cable (11%). Otros datos de esta encuesta se darán a conocer este miércoles en la CIF en un panel integrado por Fernand Amandi, representante de la firma Bendixen & Amandi, y Scott Michael, analista de investigación de la BBG/VOA.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario