MANAGUA - Empresarios de Nicaragua advirtieron este miércoles que la creación de compañías estatales de hidrocarburos controladas por el régimen de Daniel Ortega, con amplias ventajas fiscales generará una competencia desleal con el sector privado, que antes de las protestas de abril 2018, era un fuerte aliado de Ortega.

"Lo que estamos viendo es una involución hacia empresas públicas, lo que estamos viendo es una competencia desleal que van a tener las empresas" del sector privado, alertó el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Aguerrí, que también es integrante de la opositora Alianza Cívica.

Te puede interesar

El dirigente se refirió a la decisión del Congreso, de mayoría oficialista, de autorizar el martes al gobierno para crear de cuatro empresas para gestionar la importación, comercialización, almacenamiento, transporte y distribución de gas y combustible, así como para explorar y extraer el petróleo.

La ley dice que las empresas funcionarán como entes descentralizados del Estado con autonomía técnica, financiera, administrativa y de giro comercial; que sus directores serán nombrados por el presidente, podrán asociarse con potenciales inversionistas y en algunos casos crear su patrimonio con bienes estatales.

Aguerri cuestionó que la ley libere además a estas compañías del "pago de todo tipo de tributos, tasas, cánones contemplados en la legislación nacional".

Consideró que estas prerrogativas fiscales dejan en desventaja a las empresas privadas que aspiren participar en el negocio de hidrocarburos.

Los empresarios han sido afectados desde hace un año por el gobierno con nuevas cargas tributarias, como consecuencia de la crisis que vive el país, tras las protestas opositoras del 2018, que dejaron al menos 328 muertos por la represión, según las investigaciones de organismos de derechos humanos.

Para la oposición política, las nuevas empresas estatales buscan continuar controlando el negocio de hidrocarburos que el gobierno ejercía antes a través de entidades como Albanisa y la Distribuidora Nicaragüense de Petróleo (DNP), sancionadas el año pasado por Estados Unidos por corrupción y lavado de dinero.

Albanisa, de capital nicaragüense-venezolano importaba el petróleo de Venezuela, mientras que la distribución la hacía DNP, cuyos activos pasaron al Estado, tras la sanción estadounidense.

Distintos sectores solicitaron a los empresarios durante las protestas ir a un paro nacional para contribuir al derrocamiento del dictador Daniel Ortega, pero el sector privado se negó alegando que eso significaba destruir la economía. Ortega ha logrado a través de la represión, asesinatos selectivos y encarcelamiento de opositores, contener las protestas.

FUENTE: Con información de AFP

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Qué opina sobre las costosas licencias operacionales ilegales que fueron otorgadas en la ciudad de Hialeah?

Buscaban suplantar la ausencia temporal de los permisos suspendidos por el Condado Miami-Dade
Constituyen una ilegalidad que debe ser investigada hasta las últimas consecuencias
ver resultados

Las Más Leídas