Liliana Soto-Fernández, Yesenia Fernández Selier e Iván Acosta son las tres nuevas personalidades recientemente envestidas por la Academia de la Historia de Cuba en el Exilio (AHCE), radicada en New Jersey.

Escritora e historiadora, actriz e investigadora y dramaturgo y director de cine respectivamente, los tres intelectuales seleccionados para el reconocimiento que fue entregado en la sede de la Unión de Presos Políticos cubanos en Union City.

Te puede interesar

“El castrismo se empeña en silenciar y tergiversar la Historia de Cuba para que el mundo siga creyendo sus mentiras sobre el falso proceso revolucionario. La propaganda comunista ha alcanzado todos los rincones del mundo, principalmente centros de educación y organismos internacionales, para encubrir lo que realmente sucede en su sistema corrupto y totalitario”, dijo a DIARIO LAS AMÉRICAS Luis Israel Abreu, vicepresidente de la AHCE.

Por eso el trabajo de la academia está pensado en parte para las generaciones de la isla nacidas después de los 60 y 70 “porque allí nadie que no sea el propio Estado puede referirse a los hechos históricos”, afirmó Abreu, exiliado en EEUU, tras cumplir 14 años de presidio político en Cuba.

Desempolvar la verdad que la dictadura trata de ocultar

“Aún muchos le creen al régimen que nuestro apóstol José Martí fue la inspiración del ataque al Cuartel Moncada. Es más, tengo un amigo que llegó hace poco de Cuba con 35 años y me dijo: ‘Me da vergüenza decir que nunca supe que en Cuba había presos políticos’. Ante esta realidad es sumamente importante nuestra Academia y cualquier institución o persona del exilio desempolve la verdad que la dictadura trata de ocultar a los cubanos y al mundo”, enfatizó.

En el blog de la AHCE hay una frase de José Martí que salta a la vista: “Aquí no somos desterrados, sino fundadores”.

Yesenia Selier
<div>Yesenia Fernández Selier ha dedicado más de veinte años a la memoria intangible de las cubanas y cubanos.</div>
Yesenia Fernández Selier ha dedicado más de veinte años a la memoria intangible de las cubanas y cubanos.

“Se trata de una exhortación a lograr y mantener una postura históricamente activa en el exilio, lejos del derrotismo o el consumismo. En Martí resulta evidente su intento de fundar aquella ‘república con todos y para el bien de todos’ a la que dedicó su vida hasta entregarla en la manigua”, comentó el presidente de la institución, Eduardo Lolo.

“Somos continuadores de ese objetivo martiano, trunco por el banquete de tiranos en que devino la República. El nuestro es un intento académico, que busca historiar la labor de nuestros exilios a fin de incorporar su legado a la Cuba de pasado mañana. Lejos de nuestro país queremos fundar la nación que debió ser y sólo lo sería a medias hasta 1959 para dejar de serlo del todo desde entonces, convertida en feudo de oligarcas totalitarios. En el exilio fundamos la Cuba martiana pospuesta. Y es tarea de la AHCE dejar constancia de ese esfuerzo fundacional para que llegue sin falsificaciones a la tierra que nos ha sido negada”.

Toda idea pervive en el arte

En la sede de la Unión de Expresos Políticos cubanos en Union City, con paredes cubiertas de fotografías de mártires tuvo lugar el acto de investidura de los tres nuevos académicos.

“Ha sido un justo reconocimiento a tres intelectuales, de generaciones y disciplinas diferentes, que han trabajado por el desarrollo de la cultura del destierro. El registro histórico no solamente se logra mediante ensayos investigativos. Es posible hacerlo a través de la ficción, las artes escénicas y otras manifestaciones. Toda idea, y en particular si es digna, pervive en el arte, no importa en cuál de sus ramas. La labor de estos nuevos académicos se dirige en esa dirección”, aseveró el presidente.

Liliana Soto-Fernaandez
<div>Para la historiadora Liliana Soto Fernández esta investidura significa un alto honor y una</div><div>validación de nuestra labor en EEUU".</div>
Para la historiadora Liliana Soto Fernández esta investidura significa un alto honor y una
validación de nuestra labor en EEUU".

Soto Fernández dijo que la “investidura significa un alto honor y una validación de nuestra labor en EEUU”.

La historiadora lo define como “una línea de conexión con nuestra patria e historia”, porque “seguimos siendo cubanos aunque estemos bajo un cielo diferente y honramos a nuestra patria dondequiera que estemos”.

“Quiero cumplir con este honor que se me ha otorgado exponiendo las circunstancias de este periodo [el llamado periodo especial] para que el mundo lo conozca”, dijo Soto Fernández, quien en estos momentos desarrolla una investigación sobre el tratamiento de la sexualidad en esa etapa definida así por el régimen de la isla cuando perdió el subsidio del extinto bloque socialista de Europa del Este.

“Esta invitación es un honor inestimable, no sólo en nombre propio sino también de la memoria intangible de cubanas y cubanos que por más de veinte años han sido el centro de mi labor investigativa y cultural. Mi adolescencia se forjó en el medio teatral habanero. El escenario fue el espacio mágico en que aprendí a soñar, sobrevolar las agonías cotidianas de una Habana decaída y decadente; las estrecheces y ruidos de solar que me tocaron en suerte. Por medio del teatro caí en la piel de Virginia, una niña que detestaba ser negra”, relató Fernández Selier en su discurso de investidura.

Ser exiliado es anhelar lo que dejamos atrás

Para Iván Acosta, autor de la antológica obra El súper, el exilio ha sido “la sombra del nubarrón sobre todas las cosas bellas que me han sucedido en este largo medio siglo. Y la Academia de la Historia de Cuba en el exilio, al igual que el Centro Cultural Cubano de Nueva York [fundado por el propio Acosta en 1976] y el Museo Americano de la Diáspora Cubana, en Miami, son instituciones necesarias para continuar preservando, desarrollando y exponiendo la importancia del exilio cubano en la historia”.

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.96%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.71%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.33%
22409 votos

Las Más Leídas