@danielcastrope / ENVIADO ESPECIAL

LIMA.- Una delegación de la Asamblea de la Resistencia Cubana, que viajó a Lima con motivo de la VIII Cumbre de las Américas, depositó este viernes una ofrenda floral ante el busto del apóstol de la independencia de Cuba, José Martí, situado en un céntrico sector de la capital peruana.

Los participantes de la comitiva, algunos de los cuales portaban pancartas en demanda de una “Cuba libre”, colocaron la ofrenda de gladiolos como una muestra del deseo que les embarga a los cubanos de la isla y en el exilio de tener un Gobierno bajo los preceptos de la democracia.

A la sencilla pero sentida ceremonia asistieron también algunos de los miembros de la Comisión Justicia por Cuba, que el jueves durante su tercera audiencia desde que se creó el año pasado, recibió una nueva denuncia del sindicalista venezolano Carlos Ortega, por la muerte de más de 140 protestantes en calles de su país a manos de uniformados cubanos en el 2017.

Embed

Orlando Gutiérrez Boronat, secretario general del Directorio Democrático Cubano, quien también viajó a la cita continental que tiene lugar en territorio peruano, rememoró cómo la delegación del exilio cubano había sido golpeada en Panamá, durante la VII Cumbre de las Américas, en el 2015, por llevar a cabo un homenaje similar al realizado en Lima.

“Estamos aquí para recordarle al régimen castrista que ni José Martí es de ellos, ni nos van a amedrentar para rendirle homenaje”, subrayó.

La agresión, que dejó lesionados al mismo Gutiérrez, y otros representantes de la disidencia como Jorge Luis García Pérez Antúnez, estuvo a cargo de integrantes de una delegación de la “sociedad civil” que el régimen de La Habana envió al encuentro de hace tres años en el país centroamericano.

Tanto Antúnez como su esposa, Yris Tamara Pérez, identificaron entre los agresores a miembros del cuerpo cubano de investigación Seguridad del Estado que, según muestran las imágenes, los golpearon fuertemente e incluso provocaron daños en las cámaras y equipos de algunos de los reporteros que viajaron desde Miami para reportar el evento.

En esta ocasión y visiblemente conmovida, la presidenta de MAR por Cuba, Silvia Iriondo, afirmó que “Martí es el apóstol de la libertad, no del comunismo”, en alusión al uso que hace la dictadura de la imagen del más universal de los cubanos.

homenaje marti lima
Opositores al régimen castrista rindieron un sentido homenaje ante el busto de José Martí, en Lima.
Opositores al régimen castrista rindieron un sentido homenaje ante el busto de José Martí, en Lima.

Junto a Iriondo estuvieron Isela Fiterre y María Eugenia Cosculluela, también pertenecientes a la organización MAR por Cuba, que a su vez hace parte de la Asamblea de la Resistencia Cubana. Las tres activistas por los derechos y libertades de los cubanos vistieron con el color que identifica a las Damas de Blanco, en Cuba.

A su turno, Rafael Pizano, líder de la Asamblea de la Resistencia Cubana en Tampa, Florida, describió a Martí como el prócer de la independencia de Cuba, y aseguró que así como él hay muchos jóvenes dispuestos a seguir luchando por el respeto de los derechos humanos en la isla.

Tal como recuerdan los exiliados cubanos, en los años 60, durante el comienzo de la llamada “revolución”, encabezada por Fidel Castro, se cometieron numerosas ejecuciones extrajudiciales, muchas de ellas en la prisión de La Cabaña, una fortaleza colonial que dirigía Ernesto 'Che' Guevara. Hoy las prisiones cubanas están atestadas de decenas de presos políticos, según Human Rights Watch.

Al acto se vinculó el joven dirigente peruano Jorge Villena, quien evocó a un Martí que era de toda América libre, y no solo de una dictadura que –según dijo– le ha robado la libertad y los sueños a millones de cubanos. “Martí era un preclaro pensador sobre los derechos humanos”.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario